sábado, 8 de junio de 2013

Los siete pecados capitales: La Lujuria, el placer de la carne





Tercera entrega de esta serie sobre los Pecados Capitales, antes vinieron La Ira y La Avaricia


19 comentarios:

  1. y que hacer? Nada. Solo se puede mirar, quedarse abstraído en el disfrute de esta carne que cuelga esperando a que alguien le clave el diente.
    Genial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, a mi su aspecto no me inspira mucha confianza, jejeje...

      Un abrazo y gracias :-)

      Eliminar
  2. Vaya tela!!! Decapitados, colgados bocabajo y exhibidos publicamente, es ese el castigo por un pecado tan placentero?

    Mucha miga amiigo Minimal, pero que mucha la carne parece putrefacta, es una foto muy estudiada, como simbolica y surrealista, a mi me impresiona.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable, Víctor :-)

      Bueno, a mí también me pareció un poco surrealista y cómo dices me sugirió un símbolo de algo malo y de ahí vino el resto.

      Celebro que la veas así.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Jajajaja, seguro que no tiene tanto colesterol.

      Un abrazo y gracias por tu visita :-)

      Eliminar
  4. Siempre me han impresionado los mataderos.
    También podría ser "la gula" no?
    Enhorabuena por el trabajo, te ha quedado fantástico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Emiliano!!

      Sí, podría ser la gula, pero en esta asó me llamaron más la atención los dos cuerpos enfrentados, desnudos, colgados y de más que la opulencia de la escena y de ahí que la relacionara con ese pecado, por el símil de la carne, los dos cuerpos enfrentados que se tocan... ya ves, pero en todo caso cualquier lectura es válida.

      Y no, no se trata de un matadero sino de un mercado en Barcelona.

      Un abrazo y muchas gracias por pasarte :-)

      Eliminar
  5. Joder, no sé qué tiene la foto; pero lacera la vista y le deja a uno pasmado mirándola. Sea lo que fuere, me parece una genialidad; así, sin más. Además tiene una perfecta construcción visual. Enhorabuena, Minimal. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aaggg! !Qué fuerte! ¿no? Pues no esperaba esto en tu blog y he rebotado en la silla! Seguramente lo he visto mil veces y nunca me ha impresionado tant: este primer plano...y un corderito partido por la mitad.
    El título es muy sugerente. Parece un castigo divino. Si querías impactar, en mí lo has conseguido.Tienes varios registros, Minimal. Desde luego siempre sorprendes.
    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Fria, gélida como una sala de necropsias y posiblemente la mejor foto que te conozco. En efecto, puro surrealismo. Al verla me vino a la mente de inmediato "La destrucción o el amor", título de un magnífico libro de poemas de Vicente Aleixandre, donde usa el amor como oposición o quizás tambien como complemento de la muerte.
    Enhorabuena.
    Agustín.

    ResponderEliminar
  8. Per pecar amb luxúria prefereixo un altre tipus de "carn".
    Com diu Agustín, pur surrealisme.
    Salut.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Jo també mire que pecaria amb un altre tipus de carn...
    ;)
    Amic, la foto és molt bona, de "peli" de terror.
    Jo com que sóc vegetariana em fa una mica de mal veure-la, però com que jo mire sempre art, no m'espante massa...
    Un bes Mini, però no amb luxúria, jajajajaja....
    Bona setmana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Remei que el arte - en este caso la fotografía - no escapa de la realidad, al contrario, aun siendo muy cruda la evidencia más, la devuelve intensificada al observador, que pasa a ser un sujeto activo al experimentar emociones provocadas. Si vamos más allá, y se pueden despertar emociones y sentimientos a través de ella en el observador pasivo, se tiene fuerza para producir cambios actitudinales. Toda una herramienta de poder social. Pensemos en los reporteros de guerras.

      Besos. (Ya veo que no pudiste volver a dormir. Inténtalo ahora; descansa.)Que te quiero, guapa.(Sin lujuria, eh? jaja!)

      Eliminar
  11. Genial, amigo mío, no la veo surrealista, está aislada de todo lo que le rodea, sí que tiene reminiscencias múltiples, como múltiples interpretaciones y eso la hace grande.

    Plas, plas, plas.

    Abarzos.

    ResponderEliminar
  12. Esta imagen me anonada, don CK. La carne... aquí tiene algo de bestial, de animal, lujuriosamente animal pero... ¿la carne sin salsa es carne o solo carne... cruda?

    ResponderEliminar