viernes, 1 de julio de 2022

Noches de peces, arena y sal


Vuelve el pescador
sobre la arena del mar
otra noche más.

.
.
.

 

miércoles, 29 de junio de 2022

Echinopsis Subdenuata en flor


Este pequeño cactus de origen boliviano se caracteriza por dar unas bellísimas y grandes flores cuando llega la estación estival.

Curiosamente se abren por la noche y en cuanto ven el sol se vuelven a cerrar.

Hoy amaneció el cactus con su hermosa flor abierta.

La pena es que su belleza sea tan efímera, ya que sólo dura apenas un día.

Pero un día que vale por cientos.

.
.
.

 

sábado, 25 de junio de 2022

jueves, 23 de junio de 2022

Noche de Fuego


Noche de San Juan, noche ancestral, noche purificadora, noche del sol, noche de los ciclos de la naturaleza...

Celebrada en buena parte de España, Europa y países de Sudamérica.

Que arda todo y que de las cenizas brote la esperanza, la dicha y la prosperidad.

Feliz Verbena.

.
.
.

martes, 21 de junio de 2022

Solsticio




sube
una estrella
fresca
por el cielo
sombrío,
crepita
sin quemarse
la noche
del verano.

Fragmento de "Oda al verano" de Pablo Neruda, 1904-1973

.
.

FELIZ VERANO

.
.
.
 

domingo, 19 de junio de 2022

El pescador de amaneceres


No muy lejos de aquí hay un pescador
que cada madrugada acude a ver el sol.
Pero no para pescar sino para aliviar
la oscuridad que le embarga de dolor
de todo lo que en la vida perdió.

.
.
.


viernes, 17 de junio de 2022

Sala de espera


Hace un par de días tuve que ir a urgencias.

Nada grave, aparentemente. Sigo vivo.

Entré a las seis de la tarde en la sala de espera para ser atendido y salí a las cuatro de la madrugada.

Y tuve la oportunidad de volver a comprobar que visitar urgencias de un gran hospital es de las experiencias más salvajes que uno puede experimentar.

.
.
.
 

miércoles, 15 de junio de 2022

Crisis, what crisis?

 



En otra etapa de mi vida es probable que hubiese utilizado esta imagen como crítica social en referencia a los cientos de vidas que se pierden cada año en nuestros mares al intentar llegar a la costa en patera.

Pero ahora prefiero ver la paz, el silencio, la introspección, la vida en equilibrio y la inmensidad infinita donde se junta el mar con el firmamento.

.
.
.

lunes, 13 de junio de 2022

El Sagrado Corazón


El Tibidabo con sus 516 metros de altura es la montaña bajo la cual y hasta el mar se despliega Barcelona.

Coronando su cima se erige el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús, obra del arquitecto Enric Sagnier y acabada por su hijo Josep Maria.

De estilo predominante neogótico, su construcción empezó en 1901 y se prolongó 60 años.

Y sobre su cúpula se alza una escultura de bronce del Sagrado Corazón diseñada por Frederic Marés de casi ocho metros de altura con los brazos abiertos en actitud protectora de la ciudad que se extiende a sus pies.

.
.
.

 

sábado, 11 de junio de 2022

Retrato de un perro


Casi un lobo.

Pero Atila es un precioso, bueno y simpático cachorro de Husky Siberiano.

Y es mi amigo.

.
.
.

 

jueves, 9 de junio de 2022

martes, 7 de junio de 2022

A lo largo del camino


Un cigarro vacío

A lo largo del camino
he deshojado mis dedos

Y jamás mirar atrás

Mi cabellera
Y el humo de esta pipa

Aquella luz me conducía
Todos los pájaros sin alas
En mis hombros cantaron

Pero mi corazón fatigado
Murió en el último nido

Llueve sobre el camino
Y voy buscando el sitio
donde mis lágrimas han caído

Vicente Huidobro, 1893-1948

.
.
.

 

domingo, 5 de junio de 2022

Los caminos del espejo



XIII
Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto.
Por eso hablo.

XIV
La noche tiene la forma de un grito de lobo.

XV
Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo fui en busca de quien soy.
Peregrina de mi, he ido hacia la que duerme en un país de viento.

XVI
Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quien me aguardaba 
no vi otra cosa que a mi misma.

XVII
Algo caía en silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería
al alba luminosa.

XVIII
Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. 
El agua tiembla llena de viento.

XIX
Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una 
mano desata tinieblas, una mano arrastra 
la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo.
Volver a la memoria del cuerpo,
 he de volver a mis huesos en duelo, he de comprender lo que
 dice mi voz.

"Caminos del espejo", fragmento, Alejandra Pizarnik, 1936-1972

.
.
.
 

viernes, 3 de junio de 2022

Feliz Cumpleaños


Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida.

Pablo Neruda, 1904-1973

💗
,
.
.

miércoles, 1 de junio de 2022

La belleza del espino


El mundo de las cactáceas no deja de sorprenderme por la impresionante belleza que son capaces de desplegar.

.
.
.

 

lunes, 30 de mayo de 2022

sábado, 28 de mayo de 2022

Parténope


Parténope (en griego antiguoΠαρθενόπης, Parthenópês) era una sirena de la mitología griega que dio nombre a una ciudad situada en el lugar donde posteriormente se asentó Nápoles, en Italia. A veces se identifica también con el nombre Pisínoe y se la representa tocando la lira.

Una tradición cuenta que al principio era una hermosa joven de Frigia (Anatolia), que se enamoró de Metíoco, pero no quiso romper el voto de castidad, así que se cortó el cabello y se marchó voluntariamente a Campania (Italia). La diosa Afrodita la convirtió en sirena.

Odiseo, cuando viajaba en barco de regreso de la guerra de Troya, halló a las sirenas y para evitar su influjo ordenó a sus tripulantes, según consejo de Circe, que se taparan los oídos con cera para no poder escucharlas mientras que él se ató al mástil del barco con los oídos descubiertos. De esta forma, ninguno de sus marineros sufrió daño porque no oyeron música alguna mientras que Odiseo, a pesar de que había implorado una y otra vez que lo soltaran se mantuvo junto al poste y pudo deleitarse con su música sin peligro alguno. En consecuencia, las sirenas se arrojaron al mar. El cuerpo de Parténope fue llevado por las olas hasta la playa y allí fue enterrada con múltiples honores. En su sepulcro se instaló después un templo. El templo se convirtió en pueblo, y finalmente el lugar donde fue enterrada esta sirena se transformó en la próspera Nápoles, llamada antiguamente Parténope.


                                                                                                                    Fuente: Wikipedia

 

jueves, 26 de mayo de 2022

Un silencio ilimitado


Este silencio,
 blanco, ilimitado,
este silencio
del mar tranquilo, inmóvil,

que de pronto
rompen los leves caracoles
por un impulso de la calma,

¿se extiende acaso
de la tarde a la noche, se remansa
tal vez por la arenilla                   
de fuego,                                     

                       la infinita
 playa desierta, 
                                          de manera

                             que no acaba,
 quizás,
                         este silencio,
                      nunca?


Eliseo Diego, 1920-1994

.
.
.

martes, 24 de mayo de 2022