sábado, 30 de mayo de 2015

Kazem y la medicina alternativa



Treinta y dos años.

Argelino.

Cantante y músico.

Rotura de tibia y posterior infección en la piel.

Tres meses de ingreso.

Le gustaría trabajar de manera estable difundiendo la cultura de su país.

Solíamos bromear con él llamándole "moro" y haciendo ver que se enfadaba decía: "Yo no soy moro, soy argelino".

Partidario de hacer uso de alternativas a la medicina tradicional.

No era el único, ni mucho menos, especialmente entre el colectivo de pacientes crónicos y/o con sufrimiento por dolor que cada vez más sustituyen agresivos medicamentos por soluciones más naturales.

Lo que no sé es si la lucrosa industria farmacéutica estará muy de acuerdo...



14 comentarios:

  1. Se tiene que imponer la medicina alternativa.

    ResponderEliminar
  2. ¿es marihuana? Conozco pacientes con cánceres terminales a quienes el propio médico se la recomendó.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, quitar el dolor es un negocio siempre...
    Besos.

    Gracias por tus visitas, espero que te recuperes pronto, Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Seguro que una industria que deja de fabricar medicamentos por el simple hecho de que no les resultan rentables, no va a estar muy de acuerdo ni con esta ni con ninguno otra alternativa que se plantee para paliar el sufrimiento de ningún paciente. Allá ellos con su corrupta conciencia.
    Un abrazo chavales y continuar adelante siempre

    ResponderEliminar
  5. Hola Minimal, ¿ como vamos?,Paso a saludarte, a desearte un buen fin de semana .
    Creo que seria bueno que la""""" medicina""""" no fuera un negocio.
    Besotes
    Gloria

    ResponderEliminar
  6. Esta siendo muy interesante el reportaje hospitalario
    bien fotografiado (por supuesto) y bien relatado.
    Esta siendo muy buen trabajo, enhorabuena!!!

    Un saludo, Ángel

    ResponderEliminar
  7. La industria farmacéutica estaría de acuerdo si pudieran venderla ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Suposo que tal i com passa el temps i veus que les coses s'allarguen, tothom s'agafa a claus roents!
    Una abraçada Manel

    ResponderEliminar
  9. Qué importa lo que piense la industria farmacéutica...

    Ánimo para Kazem.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Buen retrato y simpático aspecto el del modelo. En cuanto a la medicina alternativa, aún suponiendo que sirva para algo, no deja de ser un negocio más de los muchos que se mueven alrededor de nuestra salud o nuestra falta de ella.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Si la finalidad es aliviar el dolor………………….que mas da ,....que sean pastillas que marihuana……..me asquea que las enfermedades sean un gran negocio y se mercadee con ellas......……….

    Un beso…….espero que estés mejor……feliz semana..Manel!!!!

    ResponderEliminar
  12. Las industrias farmaceúticas siempre van al negocio y si pueden vender estas medicinas alternativas, mejor para ellas, les da igual si sirven o no.

    Simpático personaje, buen retrato, Manel.

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. Buen reportaje. deberías publicarlo

    ResponderEliminar