sábado, 9 de mayo de 2015

Buenos días hospital!!!



El día 4 de abril, tras el traslado desde el Pirineo llegaba al hospital en Barcelona.

Era la primera vez que permanecía ingresado. Me esperaban días de desconcierto, tristeza, dolor, incertidumbre... pero quizá también de cordialidad, nuevos descubrimientos en un mundo que no conocía, amistad, esfuerzo, valentía, alegría...

Una nueva experiencia que afrontar. Y qué mejor recibimiento que una sonrisa.
El quesito del desayuno me la regalaba como queriendo decir: "A mal tiempo buena cara".

Y a pesar de todo el sufrimiento, intenté no perderla conocedor de que un estado positivo me ayudaría.



26 comentarios:

  1. Estoy convencida de que el cerebro tiene mucho que ver en el progreso de enfermedades... a veces no darle muchas vueltas a las cosas y tener fe en los que te pueden solucionar los problemas del cuerpo lo facilita todo...

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. La vaca que ríe, esa tostada....y el café con leche. Seguro que te sabían a gloria.

    ResponderEliminar
  3. Ante la adversidad una sonrisa es una buena estrategia para sobrellevar el sufrimiento.
    Me alegra que haya regresado y en buen estado.
    La imagen tan etérea a pesar de las circunstancias, me encanta.
    Cuídese mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de ver tu comentario en el blog del amigo Enrique.

    Al igual que a ti, me gusta hacer fotos y soy consciente que a veces el entusiasmo por una buena captura, te puede poner en peligro.

    Espero que prontos salgas del hospital y olvides los malos momentos pasados, sólo debes tomar para el recuerdo, establecer unas límites para que una foto no te haga peligrar la vida, se lo que estás pasando ya que después de mi operación de rodilla lo que echaba de menos es tomar fotografías.....a veces la vida te hace detenerte, sin saber por qué, y te pones a pensar que es lo que hicistes mal....después de mi último viaje, nada más que regresar, me encontré con una bronco-pulmonía que me impidió estar activa y disfrutar de las Cruces de mayo y de los patios...Espero ver tu nueva entrada, saliendo a la calle a fotografiar....ya mismo lo vas a superar y quedará como un mal recuerdo.

    Animo!!!!

    ResponderEliminar
  5. Sí,una actitud positiva hace mucho.
    Esa vaquita sonriente con pendientes te ayudó.
    ; )

    Besos

    Hace tiempo que no como uno de esos quesitos...

    ResponderEliminar
  6. Hay que mirarlo por el lado bueno.... ya sabes Minimal que una buena sonrisa calma cualquier dolor y circunstancia adversa, por lo tanto ánimo y positivismo a tope.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  7. Sin duda un momento duro de afrontar en el que lo peor, a veces, no es el dolor sino la incertudumbre, las sombras que generan las dudas y... esa soledad que se siente a veces. Un abrazo enorme y me alegro de verdad tenerte de nuevo por aquí amigo Manel.

    ResponderEliminar
  8. Un cambio así en la vida, tan repentino, produce un estado de incertidumbre increible. El hospital es un microhábitat donde sólo importa lo que ocurre dentro de él. Durante el embarazo de mi hija estuve cuatro meses ingresada y en reposo. Podría escribir un libro de esos cuatro meses. Son experiencias que recordarás toda tu vida, te lo aseguro.

    ResponderEliminar
  9. Tu imagen aporta color a mi alma, hoy me siento como esas minúsculas migas sobre la servilleta, eres capaz de captar absolutamente todo con tu objetivo.
    Hoy los colores de tu imagen sanan algunas heridas.
    çGracias por llenarnos de color
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. No fue mal recibimiento el del quesito y la tostada pues, mal que bien, ambos tienen sabor; cosa que suele faltar muy a menudo en las comidas de hospital.
    Por lo que se ve, el accidente no afectó ni a tu afición por la fotografía ni a tu capacidad para encuadrar y buscar la luz adecuada.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. M'alegra pensar que això son records i que cada dia que passa es un pas més cap a la normalitat.
    Gràcies per explicar-nos-ho així.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  12. Eres la leche, Minimal.
    Esa es la actitud, si señor !!!
    ... y además, sacando provecho fotográfico de todo.
    Bueno, ... ya ha pasado más de un mes, ¿como estás?
    Un fuerte abrazo.


    ResponderEliminar
  13. El més important és ser positiu amic, t'ho dic per experiència...
    Rep una abraçada.

    ResponderEliminar
  14. Parece que, además de bastante recuperado de tu lesión, debiste salir del hospital con unos cuantos kilos de menos. Menos mal que tienes buen talante.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Una sonrisa obra milagros, pero sobre todo tu talante positivo que la observa...

    Besos

    ResponderEliminar
  16. La actitud en la vida es lo que cuenta,....... para afrontar la situaciones..............


    Besos.

    ResponderEliminar
  17. No he podido comentar en tu última entrada: ánimos, besos, paciencia.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por pasaros :-)))

    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  19. Que no te quepa duda alguna, tu espíritu tan positivo, para afrontar situaciones como esta, es fundamental, para tu pronta recuperación.

    Gran abrazo, Minimal.

    ResponderEliminar
  20. Guten apetit !
    There is no much any to eat.
    A big hug.

    ResponderEliminar
  21. En un hospital y si has estado unos días a base de suero, un quesito supone un "manjar de Dios" y si encima sonríe mejor que mejor :-)
    Y sí, es fundamental el pensamiento positivo y el buen humor. En mi opinión con ellos la recuperación acelera su ritmo ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar