lunes, 1 de junio de 2015

El mal sueño



Estar con el artilugio que me pusieron clavado en la pierna era harto incómodo; debía calcular bien los movimientos, tener cuidado en no golpearlo ya que el golpe incidía directamente en la pierna con un dolor horrible, tenía que taparlo con un plástico para ducharme, pesaba lo suyo, cualquier acción o movimiento se hacía complicado.

Peor era a la hora de dormir. Debía hacerlo boca arriba, cuando no suelo dormir en esa posición.

Cuando intentaba ponerme girado a la izquierda, los hierros se me clavaban en la pierna buena, Cuando lo hacía hacia la derecha, la pierna me dolía por caer su propio peso sobre el ingenio.

Las noches se hacían eternas. Había contado el número de horas seguidas durmiendo sin interrupción: tenía el récord en una hora y media.

Y así noche tras noche, muchas noches, tantas noches...

Pero lo peor eran las pesadillas. 

Entre desvelo y desvelo una pesadilla se repetía invariablemente.
Soñaba que tenía las dos piernas lesionadas; las sentía inútiles, con dolor, incapaces de moverse, condenándome a la inmovilidad permanente.

Despertaba agitado, a veces sudado, miraba el reloj, aún quedaba mucha noche por delante...
Sabía que si volvía a conciliar el sueño se repetirían esas visiones.

Pero debía descansar, intentarlo, relajarme...

Y sabía que debía resignarme, ya quedaba menos para que me quitaran el fijador.

Pronto me operarían de las fracturas.


27 comentarios:

  1. Tiene que haber sido ese aparato incomodisimo y vaya mal lo has pasado, cuántas noches desvelado, y cuantas noches tuviste pesadillas,cuánto lo siento.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Suena tan terrible como sueño que parece real.. lo siento! ...
    De verdad siento que alguien pase por cosas así de terribles, sé que sucede y solo espero que para ti ya haya pasado lo peor.

    Un beso grande! esto parece una escuela por fascículos de todo lo que alguien puede sufrir y seguir adelante.. gracias tb por enseñar esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto que lo olvidé, la foto fantástica! menos mal que las fotos no duelen ...lástima que la vida sí.

      Eliminar
  3. Me imagino por lo que dices que fue muy duro, supongo que los días eran meses y las horas días.

    Ánimos Minimal. Poco a poco y paciencia.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  4. Buena simetría. Trasmite bien la idea qus sugieres en el texto.

    ResponderEliminar
  5. Ánimo, Besos, Todo pasará.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Debieron ser noches muuuuy largas. Lo mejor es que ya ha pasado.

    La foto, sensacional, refleja esa idea de un abismo.

    Feliz semana, Manel.

    ResponderEliminar
  7. .....acabo de hacer mía tú pesadilla..............y has conseguido que se me erice la piel..........Uf!!!!..........Manel,......solo imaginármelo ha sido tremendo...........menos mal que te has liberado de semejante artilugio......

    Te felicito....por la foto......muy...muy....realista.....

    Un beso...

    ResponderEliminar
  8. Los malos momentos también suelen ser los mejores momentos, solo hay que buscar el lado positivo.
    Suelo pasarme a ver un poco de arte fotográfico muy de vez en cuando.
    Ahora solo deseo darte ánimos, que te recuperes de esas lesiones y que no dejes nunca de crear imágenes. Las buenas fotografías no salen de la cámara de fotos, salen de ti.

    Un saludo. Antonio

    ResponderEliminar
  9. He podido ver de cerca ese sufrimiento cuando a mi hermano afectado de poliomelitis le tuvieron que alargar el hueso de la pierna,
    Por eso imagino tu dolor, tus pesadillas y desde mi persona te mando todo mi cariño y ánimo para que en lo que pueda animarte un poquito mientras te recuperas.
    Por otro lado sobre la imagen tengo que decirte que me causa escalifrio, no me gustaria estar en tu piel.
    Mil besotes y un fuerte abrazo Manel
    Gloria

    ResponderEliminar
  10. Bien buscado ese efecto de espejo para ilustrar el relato y causar la sensación de que vas a precipitarte a un abismo burbujeante.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Ufffff parece diseñado por la Inquisición.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ojalá todo sea pronto una pesadilla en el pasado! :(

    ResponderEliminar
  13. Se me encoge el alma cada vez que te leo, pobrecito mío...

    ResponderEliminar
  14. Menos mal que semejante pesadilla ya terminó...
    Ufff

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Waooo, no me imagino el dolor tan fuerte que debe producir tener esos hierros incrustados en la fractura.

    Que sanes pronto.

    Besitos de luz sanadora

    ResponderEliminar
  16. Podemos hacernos una idea de lo que has pasado, pero nunca nos acercaremos a lo que has sentido...tanto dolor, uffff.
    menos mal que parece que ya ha terminado ese suplicio de las malas noches. Ahora toca recuperar del todo esa pierna.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Imagino lo mal que lo pasaste... Espero que todo quede atrás.
    La foto, si refleja el mal sueño con el buen trabajo de edición. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. No es fácil ponerse en tu lugar. Has debido pasar (tal vez aún pasas) momentos de mucho dolor y de mucho desanimo. Las pesadillas no ayudan nada y además suelen ser recurrentes. Bueno, lo que está claro es que eres capaz de sacar partido de esta situación que no deseo para nadie. Animo Manel, desde aquí un fuerte abrazo y todo el animo del mundo. Ah¡¡¡¡¡¡¡¡ la foto.... una maravilla propia de esa mente llena de pesadillas.

    ResponderEliminar
  19. Extremadament dur el que expliques. Espero que els malsons hagin deixat pas a un son millor, tot i que sospito, que aquestes coses deixen petjada i costen molt de superar.
    Una forta abraçada Manel

    ResponderEliminar
  20. Lo tuyo fue un martirio.., tremenda imagen.

    Abrazos, Ángel

    ResponderEliminar
  21. Ostres Minimal!!!!!!!!, acabo de llegir i veure toooota la teva història i deu ni dó quin calvari!!!!, Admiro els teus ànims en la estada a l'hospital, i veure que n'has tret profit d'una manera tan positiva però sobretot estic contenta perque a pesar del mal que t'has fet ho pots explicar i et tenim per aquí!!!. Són impresionants totes les fotos que he anat veient i que has anat penjant, i la teva història m'ha emocionat en molts moments en que la narraves. Jolin, quin susto!!! i qué dur que se't deuria haver fet sobretot el dolor i el no poder descansar bé... Espero que a hores d'ara estiguis bé, no sabia res! portava un temps desconectada del blog també per tema salut i hospitals.... Rep una enorme abraçada, molts ànims i molts petonets desde Lleida.

    ResponderEliminar
  22. Que fort Mínimal !!!!! estic llegint i veien les anteriors entrades i estic esgarrifada, no sabia res, he estat molt de temps sense connexió i no entrava a google ....Sort que dedueixo que estàs millor, ha degut de ser terrible ....
    Admiro la teva fortalesa per entomà la situació ....

    Una forta abraçada i reecupera’t

    ResponderEliminar
  23. No se si t'ho havies plantejat, però em sembla un treball documental rellevant i interessant, encara que ho plantegis en primera persona, pot ser el suport moral de moltes persones que com tu, han viscut un període com el que relates. T'animo a que intentis publicar-lo en forma de llibre, tens fotos en aquesta sèrie bones i força interessants, potser afegiria alguna foto més com l'anterior, d'altres pacients, i possiblement alguna del personal de l'hospital, i rodó.
    Ànim Manel, a per el llibre!
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  24. El dolor físico, esas pesadillas y convertirlas en arte de esa manera me traen inevitablemente a Frida Kahlo a la memoria

    Celebro que la historia tenga un final feliz...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  25. Dios mío, lo que hubiera dado la Inquisición por tener un aparatito como ese. Terrible tortura.

    ResponderEliminar