viernes, 12 de junio de 2015

Cristina, la negación a la vida



Veintiocho años.

Administrativa.

Intento de suicidio.

Se tiró al vacío desde un tercer piso.

Múltiples fracturas y lesiones. En su pierna derecha todavía lleva un fijador-extensor adosado permanentemente  cuya función es reparar los huesos dañados en la medida de lo posible.

Ella misma se ha de apretar los tornillos del aparato cada cierto tiempo.

Recibe ayuda psicológica y psiquiátrica y cuenta con el apoyo de sus familiares y amigos, pero aún así hay días en los que prefiere dar la espalda a la vida y cerrar los ojos.

Mi apoyo y deseo de mejora y superación de los problemas.



18 comentarios:

  1. difícil de entender, en como funciona la mente
    solo apoyo y comprensión

    ResponderEliminar
  2. Escoltar mentre es mira qui t'explica. No jutjar. Tots tenim foscúries...

    Una gran abraçada.

    ResponderEliminar
  3. También mi apoyo y mis mejores deseos, y todo el ánimo que sea posible... sin decaer, buscando nuevas formas de encarar la vida... que no es fácil...

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  4. Es impresionante toda esta crónica del sufrimiento que, en clave de esperanza, has recopilado durante tu estancia en el hospital.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Les depressions son de les coses més dures i brutals amb que ens podem trobar. Espero i desitjo que la Cristina ho pugui superar, pel que expliques, l'entorn es propici.
    Una abraçada Manel

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Mínimal, nada que decir. La fotografía lo dice todo y no augura nada bueno; por desgracia. Espero y deseo equivocarme.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. .tú foto habla..........sobran las palabras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ojalá la vida la empiece a abrazar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo con Anaxmandro, estás haciendo una crónica de realidades que estan ahí, estas siendo una ventana al dolor y al sufrimiento, un verdadero arista que nos ofreces sin recato las bellezas naturales de la vida, luces ,sombras,las penas y los reflejos, incluso tu paso y evolución tras un accidente desafortunado.Sabes sacar partido a tu entorno porque lo sientes lo que haces y lo vives.
    Una vez más gracias, por esta magnifica imagen,que nos hace reflexionar, por lo menos a mí, y desde aquí mis mejores deseos de recuperación para Cristina , <y para ti Manel lo mismo digo y gracias por mostrarnos las realidades de la vida, y así aprender a valorar lo que tenemos.
    Un besote.
    Gloria

    ResponderEliminar
  10. Una historia que no es la única y que deja la sangre helada en las venas. Una realidad como otras muchas que nos muestra que no todo es fácil de asumir por parte de cualquiera y que el dolor a veces deja huellas imborrables. Buena crónica la tuya amigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Va también mi apoyo para que se recupere. Esta historia a de ser eso... solo eso, y empezar de cero con nuevas ilusiones, para atrás ni de coña.

    Un abrazote y buen finde, y muchos ánimos Cristina, pero que muchos.

    ResponderEliminar
  12. Últimamente he conocido varios casos de suicidios, parece que la crisis es el principal desencadenante de todo ello.

    Un auténtico drama que debería estar en manos del Gobierno.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Jo...
    Que le sonría la vida de una vez.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Qué duro, tan duro como la vida misma. La foto lo expresa todo.

    ResponderEliminar
  15. Terrible historia. Me dejas sin palabras.

    En lo fotográfico, un b/n hubiera ido bien, más dramático.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. I am extremely impressed along with your writing abilities, Thanks for this great share.

    ResponderEliminar