sábado, 27 de junio de 2015

Zurcidos y remiendos



Y llegó la hora de la intervención definitiva.

La cirugía final consistió en la extracción del fijador y la introducción de un clavo endomedular por encima de la rodilla por dentro de la tibia sujetado por dos tornillos a la altura del tobillo y dos más en el otro extremo.

La operación duró dos horas y media. 

Posteriormente me trasladaron a la unidad de reanimación donde debía permanecer veinticuatro horas en observación.

Pero ese era un lúgubre sitio lleno de máquinas conectadas a cuerpos que en muchos casos estaban en un estado crítico.

Pedí que me trasladaran a la habitación y el doctor responsable amablemente accedió.

Allí podía estar con mis seres queridos y en un ambiente menos desolador.

El problema vino cuando empezó a despertar la pierna. La medicación que tenía pautada no podía mitigar el inmenso dolor y éste se hacía insoportable.

Afortunadamente a las ocho de la noche, en el cambio de turno, entró Merche, mi amable enfermera de esa noche. Le expuse mi situación y textualmente me dijo: "Tranquilo, conmigo no vas a pasar dolor".

Y así fue.

Hizo las diligencias oportunas, me puso medicación intravenosa y pude pasar la noche.

Al día siguiente me levanté por mis propios medios, me duché y salí al exterior; hacía un precioso día de primavera.

El equipo de médicos me había dicho que la operación había ido bien.

Yo me miraba la maltrecha pierna y confiaba en ellos.


17 comentarios:

  1. Lo siento, Mínimal, no voy a decirte que la foto me gusta, porque no me gusta nada. Me produce un no se qué que me pone los pelos de punta sólo de pensar en esas grapas y en que ahí dentro hay metido un hierro con dos tornillos. Pero reconozco que no está mal documentar estas cosas.
    Así pues me limitaré a decirte que me alegro de que la intervención fuera bien y a desearte que la recuperación sea completa.

    ResponderEliminar
  2. A mi tampoc m'agrada gens el que mostra la foto, però haig d'entendre que es tracta del pas previ al començament d'una nova etapa molt més engrescadora.
    Espero que a hores d'ara la cosa hagi millorat considerablement.
    Una forta abraçada

    ResponderEliminar
  3. ................lo importante es que todo vaya bien......que la operacion saliera como tenia que salir......pues genial................y ahora que la recuperación .......viento en popa.......!!!!!.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Realmente impresionante amigo mio. Tuvo que ser duro, muy duro. Lo bueno es que ahí estabas tu para contarlo con estupendas fotos y textos que aclaran la situación por la que tuviste que pasar. Un fuerte abrazo amigo

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Manel, impresionante imagen... ni que decir tiene que por lo que has pasado es un calvario, pero después de todo nos lo puedes contar y documentar, sigues estando acompañado de tus seres queridos y has pasado por un sufrimiento bestial ¡¡¡¡ PORQUE ESTAS VIVO !!!
    Y como yo me alegro mucho te mando un fuerte abrazo para ti y tu familia que lo debe de haber pasado fatal viendo por lo que estabas pasando.
    La imagen impresiona.
    Te deseo un buen Domingo
    Gloria

    ResponderEliminar
  6. Me dolió mira tu pierna. Pero, si ahora estás mejor y te sientes muy bien, eso es lo que cuenta. Y deseo que así sea.

    Besitos de luz sanadora

    ResponderEliminar
  7. Desde luego, menudo costurón. Me ha dado escalofríos. Pero esa clase de durísimas batallas son las que nos llenan de valor. Y el valor ya no se pierde.

    ResponderEliminar
  8. Impresiona el estado de tu pierna después de la operación. Ahora a recuperarte completamente y a olvidar este contratiempo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me alegra que todo haya ido bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Impresiona...me alegra que no tuvieras que sufrir más de lo inevitable.

    Buen domingo y besos.

    ResponderEliminar
  11. Viendo esa pierna se me ponen los pelos de punta. Impresionante.
    Me alegro de que todo haya ido bien.
    Un abrazo, Minimal.

    ResponderEliminar
  12. Uffff, solo ver la foto ya me duele. Tremenda.

    Solo espero que ahora tenga un aspecto más saludable.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Aquestes imatges només poden agradar als professionals de la cirurgia, a la resta de mortals, crec, que ens produeix dolor.
    Deu ni do, noi!

    ResponderEliminar
  14. Lo peor ha pasado. Ánimo, la puerta de salida se ve más próxima.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Madre mia, viendo esta imagen ahora entiendo lo del laberinto etc, que mal lo has tenido que pasar, saludos y cuidate.

    ResponderEliminar