domingo, 6 de julio de 2014

Érase una vez...



...en un lejano reino una hermosa Princesa que, en la torre más alta de su castillo, se hizo construir un mirador para esperar el retorno de su amado Príncipe. Georgina era su nombre, y allí pasaba los días y las noches mirando al horizonte para verlo llegar.

Tanto miraba y miraba que, de repente, un día quedó ciega. Desesperada, se postró en su cama y deseó morir allí mismo. Derrotada por la rabia, cayó en un profundo sueño del que despertó al sentir cómo su amado Príncipe enroscaba sus dedos en su preciosa melena.

Sin decir nada se incorporó y le abrazó. Él la besó y al ir a buscar la luz de su mirada, vio que estaba apagada. Besándola aún más no pudo contener lágrimas de dolor, que, deslizándose poco a poco por sus mejillas, se derramaron en los ojos de la hermosa Princesa.

Cuenta la leyenda que tan grande era su amor, que las lágrimas, al tocar sus ojos, hicieron que recobraran la vida. Se miraron como sólo se miran los enamorados y desde entonces, vivieron felices, sin separarse jamás.

Y cuenta también la leyenda que ahora acuden miles de enamorados a ese castillo para que les sea concedido amor eterno.

Yo, el castillo todavía no lo he encontrado, pero un día lo imaginé.





15 comentarios:

  1. Jolín, pero qué buena, Minimal! Me gustan mucho estas fotografías tuyas tan fuera de lo corriente y tan personales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estupenda la foto. Y gracias por la música. Hacía años que no escuchaba a Gwendal (imperdonable)

    ResponderEliminar
  3. Fantastic picture of the castle, which need to find.
    For sure you will find it one day.
    Have a happy sunday.

    ResponderEliminar
  4. Erase una vez un fotógrafo que hacía fantásticas fotos, inmortalizaba lugares, cuerpos y almas con una exquisita belleza.
    Enhorabuena Minimal por esta entrada tan maravillosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena, desde la concepción, pasando por la realización y el procesado, hasta la presentación final que nos haces. Es una foto de auténtico castillo de cuento de hadas. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Minimal el narrador de fábulas.
    Esplendida entrada!!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Bonita historia la que nos cuentas, la imagen es muy atractiva y sugerente, perfecta para acompañarse de la narración, me encantan las fotografias con nieblas y esta es una de ellas, saludos.

    ResponderEliminar
  8. Es una lástima que las más bonitas historias de amor solo se puedan leer en quioscos y librerías.

    Hermosa fotografía y de ensueño el relato.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Una hermosa historia, una historia para soñar y creer en el amor.
    La fotografía es tan bella como la historia. Tal es así que no se si la estoy viendo o si la imagino.
    Enhorabuena por una entrada. De gran calidad y de una belleza y sensibilidad exquisitas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Para soñar y adormecerse en el sueño.

    ResponderEliminar
  11. Oh, beautiful fairy tale, you're the perfect minstrel ;)))

    Kisses.

    Martha.

    ResponderEliminar
  12. Poetic, love the image, one day you will find "unconditional" love, I hope, look within, that's where it resides...:-)
    All the best to you.

    ResponderEliminar