jueves, 18 de julio de 2013

Yo, hombre





16 comentarios:

  1. Es de una potencia y contundencia visual enorme
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángel, ciertamente me llamó la atención.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Parece que va a jurar ante la biblia, parece que va a confesar...Magnífica! (el lenguaje no verbal me sigue impresionando...)
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, "juro ante el altísimo que ..."

      Besos y gracias por pasarte Pat :-)

      Eliminar
  3. Impactante.
    Esas yemas como carbonizadas y el tamaño de la mano son una clara muestra de que biológicamente las manos del hombre fueron diseñadas para luchar y cazar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, para amar también.
      Pero a las 14:51 horas yo solo pensaba en comer, y en ello estaba, peleando con un pollo que no se dejaba cocer jajaja.

      Eres genial. Besos.

      Eliminar
    2. Aquesta capacitat que té l'Ani de barrejar la realitat més rabiosa i existencial amb l'eteri i poètic, fa que la percebo com una ànima d'alló més atractiva.
      no se si estaràs d'acord.

      Eliminar
  4. Lo que nos diferencia del resto de animales es la conciencia, la conciencia nos hace humanos y tu has sabido plasmar el concepto en una foto de manera magistral, genial Minimal!!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Víctor. :-)

      Mucha razón tienes y además añadiría que una vez adquirida esa conciencia surge la necesidad de dejar su huella, desde tiempos inmemorables.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. En toda la imaginería medieval (tanto románica, como gótica) siempre me llamó la atención la frecuente posición de las manos con las palmas hacia adelante y ligeramente desproporcionadas, así como los ojos claramente desproporcionados. Siempre interpreté que con ambas cosas querían mostrar los símbolos de nuestra humanidad, de nuestra inteligencia, de aquello que nos diferencia de otros animales: El pulgar oponible, que nos abrió las puertas de un mundo tecnológico, y los ojos como ventana abierta de nuestra inteligencia. Espero no confundirme, prefiero pensar que somos algo más que bípedos implumes. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Dudaba sobre el formato cuadrado pero creo que aciertas con la composición. Enigmática, despierta el interés. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Una foto genial, no se si fruto de alguna escultura o grafiti, a mi me lleva a un STOP, una señal de parada, otra forma de interpretar que estamos viviendo al límite.

    Ya ves, multitud de reflexiones, por algo será.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por vuestros apuntes, lecturas, comentarios y ánimos, un placer recibirlos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un plaer visual, hi ha tantes connotacions...
    Trobe en ella la virilitat masculina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Llego muy tarde o tú vas muy deprisa para mí.
    Intentaré ponerme al día.
    En esta imagen me ocurre como a Ximo, me planteo el formato cuadrado.
    De cualquier manera es toda una llamada de atención, un hacerse presente o una invitación a detenerse.
    Un abrazo, Minimal.

    ResponderEliminar