miércoles, 26 de septiembre de 2012

Mirándonos el ombligo






13 comentarios:

  1. Regla de los tríos. Genial.
    Me encanta el procesado.
    Buena metáfora.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Excelente imagen.
    No me gusta mirarme el ombligo.

    Abraçades Mínimal

    ResponderEliminar
  3. Me he acordado de Degas, ya ves.

    ¿Quien decía eso de que los ángeles no tienen ombligo? Uff, ya no me acuerdo. Los tuyos sí lo tienen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Algunos se miran el ombligo sin capacidad para reaccionar de un modo civilizado y otros mientras le echan un par de... para ponerse delante de la policía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La capacitat d'alguns de mirar-se el melic es innata. Es qüestió d'obrir uns mica l'angle d'enfocament.
    Molt bona imatge.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  6. Estas que te sales minimal,me encanta esta toma,y como dice chapi,es que es un degas jeje ... perfecta composicion y desde luego muy atrevida,pero bien resuelta,....un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un foto impactante que no deja indiferente a nadie. El color del procesado me encanta y la simetría también. Un titulo muy apropiado para los tiempos que corren.

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, la imagen como apuntáis no tiene nada de inocente ni casual, ni siquiera el título, pero ahí está.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Algunos nos miramos el ombligo porque el tamaño de la panza no nos deja ver más allá :-D

    Muy buena imagen. Me encanta el encuadre que has elegido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, qué bueno Andrés, veo que has pillado por dónde iba. ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Estoy mirando el blog en silencio, y como nadie se atrevió a decirlo seré sincera…¡Lo que menos miré fueron los ombligos! ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Estoy mirando el blog en silencio, y como nadie se atrevió a decirlo seré sincera…¡Lo que menos miré fueron los ombligos! ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Estoy mirando el blog en silencio, y como nadie se atrevió a decirlo seré sincera…¡Lo que menos miré fueron los ombligos! ;)
    Saludos

    ResponderEliminar