jueves, 25 de agosto de 2011

Los otros. Memoria de una infancia robada.


10 comentarios:

  1. Bien vista, y un procesado fantástico, aunque me da la sensación de un pelín caida a la izquierda, pero igual es cosa mía. Curiosa, pero me ha gustado, jejeje. Un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Gracias ralob0 por tu tiempo.

    La verdad es que me chocó la escena cuando la vi y me pudo, no pude resistirme.

    Inquietante y perturbadora para mi, no pude dejar de pensar en infancias sentenciadas a dejar sus días en orfanatos tiempos ha.

    Eso sentí y eso quise transmitir, espero conseguirlo en algún caso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Está genial, cuánto transmiten esos ojos de una infancia atrapada. Da cierto desasosiego ver la foto.

    Una imagen perturbadora.

    Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo extraño. Todo niño está en ese lugar en algún momento de su vida. Se ve porque se vió. No es extraño el que ve ni lo que ve. Es extraño. No le sé otra palabra, sólo esa, que no dice nada.
    Muy buena en todo.

    ResponderEliminar
  5. Jaja chapiniki, esa fue mi intención y por lo que dices un poco lo he conseguido.

    Gracias por tu comentario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Dano, gracias por la visita, celebro que te agrade la imagen y espero que encuentres el blog de tu interés, un placer verte por aquí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Una imagen que atrapa por el misterio que la envuelve. Como bien dice chapiniki, es perturbadora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. David, me alegra que la veas así.

    Gracias por tu tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es impactant i no deixa indiferent.., es una d'aquelles fotografies que et fa pensar al marge de com l'interpreti cada persona. Visualment, que puc dir? que em sembla magnifica, rica en detalls i en textures. Aquestes fotos es tenen que saber veure i interpretar. Felicitats, amic!!

    ResponderEliminar
  10. Gràcies Ricard pel teu temps.

    Un plaer que la valoris així.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar