domingo, 1 de octubre de 2017



Sí al diálogo.

Sí a la convivencia.

Sí a la paz.

Sí a respetar.

Sí a escuchar.

Sí a participar.


Porque el poder no lo tienen las fuerzas armadas ni los jueces. El poder lo tenemos las personas.




21 comentarios:

  1. No se puede amordazar un pueblo e impedir que decida libremente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Genial!!!!

    Como dice toro, aplauso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Una forta abraçada des del País Valencià Mini.

    ResponderEliminar
  4. Vergüenza y tristeza por las imágenes que veo hoy.
    Abrazote Manel

    ResponderEliminar
  5. Un beso, Manel.
    Qué tristeza por todo lo que está pasando.

    ResponderEliminar
  6. Un fuerte abrazo desde este lejano sur que quiere estar cerca de las personas de tu tierra.
    Un día terriblemente triste. Un día que solo celebran los políticos del bando que sea porque solo ellos habrán ganado, ocurra lo que ocurra. Un día que lo que realmente quiera el pueblo no le importa a nadie de arriba.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Un SI monumental. Res no tornarà a ser igual.
    Una abraçada Manel

    ResponderEliminar
  8. Dicen que lo breve si bueno es mil veces bueno.
    Y así considero tu entrada de hoy.

    ResponderEliminar
  9. Un día patético que desgraciadamente los de siempre se están frotando las manos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Bien dicho.
    Para mí un día triste y vergonzoso.

    ResponderEliminar
  11. ... Lo poder de avergonzar-se existe?...

    ResponderEliminar
  12. Mi querido amigo, un fuerte abrazo, ese
    Si lleno de equilibrio.
    Si lleno de dialogo
    Si al respeto
    Si a la convivencia ... Tambien lo comparto yo .
    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Lo he dicho en otro blog. Tristeza y verguenza. Sorpresa no.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Un mensaje muy conciliador, que buena falta hace, en estos duros momentos, Manel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. John F. Kennedy (1962) con motivo del envío de la Guardia Nacional al Estado de Mississippi ante la rebeldía de su Gobernador:
    "Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley, pero no de desobedecerla. Pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por más rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia”.
    “Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres por la fuerza o la amenaza de la fuerza pudiera desafiar largamente los mandamientos de nuestra corte y nuestra Constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato, y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”

    Dicho esto, no por mi, sino por JFK solo me queda añadir que yo, castellano de nacimiento recuncado en galego, quiero tener la posibilidad de participar en un referéndum legal en el que se decida sobre la independencia plena y con todas las consecuencias de Cataluña. Y quiero tener esa oportunidad, aparte de porque considero que es mi derecho, para poder votar SÍ. El problema es que, como yo, son millones los que en España apoyarían esa independencia, que no tendría vuelta atrás, y eso no parece interesarle a los políticos ni catalanes ni estatales. Habiendo nacido bajo una dictadura, habiendo tenido moradas mis costillas por las porras de los grises, habiéndome tenido que acoger a sagrado por pedir libertadas para España y los españoles, lo que NO quiero es volver a pasar por la vergüenza de lo que viví ayer en nombre precisamente de la democracia que, a los que peinamos canas o lucimos calva nos costó mucho conseguir.
    Lo siento, Manuel, pero esa es mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar tu razonada y razonable opinión, amigo Miguel.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Gracias por vuestro apoyo y sensibilidad en estos momentos complicados.

    Entre tod@s podemos construir algo mejor, no tengo duda :))

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Va ser que SÍ, en majúscules.
    Fou la veu del poble, la nostra veu.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar