sábado, 8 de agosto de 2015

Epitafio



El viento del futuro
vive en la muerte
del viento del pasado.
Nada fuimos.
Nada somos.
Nada seremos.
Este poema que escribo
nace de la nada que fui
y en mi futura nada morirá.




17 comentarios:

  1. Un epitafi que defineix molt be qui ho va escriure.
    La imatge es magnífica en tots els sentits.
    Una abraçada i bon cap de setmana

    ResponderEliminar
  2. La imagen es impactante al más estilo minimalista , con esa belleza que no requiere más que su propia naturalidad y exenta de ornamentos. Y creo que has sabido conjugar perfectamente la imagen con el poema , un total acierto. Felicidades a los dos.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  3. Magnífica conjunción de imagen-fragmento.
    Desolador duo.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. El futuro del viento está en la muerte.
    Y el futuro de la Humanidad también.
    ¿Imagina un planeta atestado de seres inmortales?
    ¡¡¡Imposible!!!
    Si para cenar en un buen restaurante ya hay que hacer cola... Tendríamos que hacer cola para respirar o simplemente matar para robarle un poco de oxígeno al vecino.
    Dejemos las cosas como están; ya hay bastante violencia por el mundo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues si.
    Como epitafio esos versos tienen mucha fuerza.
    Bien visto.
    Y bien fotografiado.

    Saludos.

    Es un honor figurar en tu blog.

    ResponderEliminar
  6. Hermosa fotografía, con esas ramas desnudas que parecen querer tocas lo imposible.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No has podido ilustrar mejor ese fragmento de Toro con esas ramas que parecen querer alcanzar el cielo. Me gusta mucho Minimal!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Molt expressives, aquestes branques que s'enfilen. M'han fet pensar en unes mans entrellaçades...

    Bon cap de setmana!

    ResponderEliminar
  9. Excelente combinación..................

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. lo único importante el ahora que estoy escribiéndote

    ResponderEliminar
  11. La profunda tristeza de un árbol muerto. Quizá seremos polvo de estrellas.

    ResponderEliminar
  12. Manel , después de ver como nos comunicamos entre nosotros mediante imagenes , comentarios y opiniones , entiendo que no todo queda en nada, ya que en nuestros corazones llevamos la amistad que vamos forjando cada día en nuestras visitas, los unos en los blogs de los otros, y esa buena energía nunca puede desaparecer.
    Me gusta tu imagen, hasta unas ramas muertas bien vistas como tu lo haces, adornan y abrazan al poema de nuestro amigo Toro.
    Buen domingo , un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Bello detalle con Toro Salvaje, Me gusta la fotografía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Imatge molt ben treballada, l'edició de B/N em sembla perfecta.

    ResponderEliminar
  15. Una entrada tremenda, como un punch directo a la cara, muy distinta a esas otras que nos habías brindado ultimamente, llenas de amor y felicidad ;-)

    Feliz semana, a pesar de todo.

    ResponderEliminar
  16. M'agrada tota l'entrada en el seu conjunt. Una abraçada.

    ResponderEliminar
  17. Hermosa imagen que nos habla del árbol que fue, pero también del que será cuando su madera se descomponga en la tierra y sirva de alimento a la semilla que aún espera para ser árbol algún día. Nosotros también hemos sido, somos y seremos.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar