lunes, 24 de febrero de 2014

Barcelona Capital of Mobile World Congress- Instamatic



Nuca podré olvidar mi primera cámara, una Kodak Instamatic. A los seis años me la regalaron por mi primera comunión. Desde el primer momento me fascinó mirar por su visor y apretar el disparador. Con controles muy básicos, tenía posibilidad de disparar con flash, concretamente de cubo, desechable, un bien escaso y muy preciado por su coste, o eso me decían. Sentía gran atracción por su destello, me parecía algo así como el Big Bang a escala reducida.

Mucho han cambiado las tecnologías fotográficas desde entonces pero el fin sigue siendo el mismo, un instante captado. Qué buen nombre el de aquella primera cámara, que incluso hoy en plena inauguración del Mobile World Congress en Barcelona casi me parece que podría designar al más novedoso terminal que pone el mundo en nuestra mano con un click.


26 comentarios:

  1. Y es que en las ocasiones donde antes se regalaba una cámara ahora se hace entrega de un "smartphone".
    De cualquier modo, creo que lo importante no es el regalo sino el uso que se haga de él.
    Preciosa fotografía.
    Un abrazo, Minimal.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante, realmente espectacular maestro!! De premio.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. He leido lo de "flash de cubo" y mi cabeza ha sentido un auténtico mazazo...que bonito era todo aquello!!! La foto, como los recuerdos que me evocan tus palabras, muy chula.
    Agustín.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan tus palabras que acompañadas de esta magnífica foto aún las engrandecen más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy bien construida y todo controlado. Buen momento el que nos muestras en una hermosa atmósfera. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Fantastic Minimal, amazing picture, so impressive, love it. Don't stop on searching beauty!!! ;)

    Kisses.

    Martha.

    ResponderEliminar
  7. Pedazo de vistas, supongo que es el Tibidabo, no?

    Qué suerte tuviste, compañero, a mi me nadie me regaló una cámara :-(

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué te regalaron, una pluma???? jajaja... Verás, es que debieron pensar que con lo poco que hablaba y con lo que me fijaba en las cosas una cámara sería un apropiado regalo, y no se equivocaron esa vez!!! jajaja...
      Lo cierto es que no me importó ponerme el disfraz y recibir la hostia con tal de disfrutar del regalo, jejeje

      Y no es el Tibidabo, es el Turó de la Rovira, donde en la guerra civil se construyeron unos antiaéreos para defender a la ciudad de los bombardeos franquistas, interesante lugar ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Jejeje, que bueno lo de la pluma ;-)))) Conociendo a Enrique, seguro que se negó a hacer la primera comunión y se quedó sin pluma y sin Instamatic y además se llevó una hostia...joer, que pena mas grande me ha entrado. Pobre Chapi!!

      Eliminar
    3. Mi primo en el fondo siempre fue un triste y un incomprendido. Pobre muchacho !!!
      A mi si que me la regalaron, la cámara y la hostia. Y por dos, que no se porque extraña razón a mi me dieron dos. Hostias. Que no cámaras. Una en el colegio y la otra en la parroquia. No preguntéis la razón. La desconozco. Aunque ahora seguramente más de uno comprenderá la razón de la pedrada que tengo en ocasiones y el porque mi neurona se atasque de vez en cuando.
      Un abrazo, chicos.

      Eliminar
    4. Por cierto, tengo pruebas de ello AQUI
      De las hostias no ... de la cámara estoy hablando .... jajaja
      Que casualidad, Minimal.

      Eliminar
  8. Totalmente de acuerdo con el texto y la imagen me parece muy sugerente, aunque dá un poco de vértigo ver a esos jóvenes sentados en el borde del abismo, muy buena la luz y la escena en su totalidad, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Inicios similares. Yo también tuve mi Instamatic con sus flash de cubo. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Recuerdos y actualidades. Como cambia el mundo de las cámaras, jeje. Y que suerte tuviste con la cámara.
    Mientras nos quedamos con tu maravilosa forma de captar esta gran imagen. Magnífica.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Como a Chapi, a mi nadie me regalo una cámara, el vivir en grandes
    ciudades es lo que tiene, uno es mas cosmopolita, mas avanzado.
    Muy bonita fotografía, ¡¡pedazo de ciudad!!.

    Ángel

    ResponderEliminar
  12. Wonderful view with the phone reflecting back...first I thought it was a a glass of "something"...
    All the best :-))

    ResponderEliminar
  13. Pues otra más con la Instamatic y los cubos azules :))))

    De la foto me encantan los colores del cielo y las luces de la ciudad de fondo, como una alfombra luminosa, pero sobre todo el detalle de captar la foto dentro de la foto... creo que es el momento perfecto.

    :*******

    ResponderEliminar
  14. A veces se acierta con los regalos, en tu caso está claro. Yo, como Chapi, tuve que esperar algo más, pero no me quejo, la disfruto mucho.
    En cuanto a la tecnologia, ha avanzado, pero la mirada de cada uno, es lo que da valor a las imagenes.......captar un momento,contar una historia.........La tuya es una magnifica foto, es bella en su forma, nos muestra la imagen de un bonito lugar y además nos cuenta un poquito de la historia de tres personas. Ufff, me he enrollado, y es que lo de la instamatic pone melancolico a cualquiera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Por cierto, que es que vengo de charlar un rato con vosotros por ahí arriba, pero se me había olvidado decirte que hay que ver lo bien que conservas la cámara. Te sigue haciendo unas fotografías muy buenas. De todas formas, igual ya va siendo hora de que vayas pensando en cambiar de equipo. Digo, eh ? Pero tu mismo. Que los resultados no desmerecen para nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


  16.  Hola, Minima.

      Obras atractivas.
      Usted es el excelente artista.

      Doy las gracias por su apoyo habitual y abundante.
      Que tengas una buena semana.
      Un abrazo. 
      Desde Japón, ruma ❃

    ResponderEliminar
  17. Una de las prácticas que tuve que realizar cuando realice el curso de fotografía en la escuela Blank Paper, fue una salida por la Gran Vía con una Kodak Instamatic. y la verdad es que me trajo a la memoria aquellas cámaras que tanto se vendieron en los años de mi juventud.
    En realidad es lo que tu dices, un instante captado de la realidad .
    Muy buena la foto que nos traes hoy.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Ostras !! Que grande !! Mi primera camara fue una Kodak Instamatic 133-X !!! Puedo decirte que la tengo guardada y bien guardada . Evidentemente los tiempos son otros y los moviles inteligentes ya son hoy en dia la camara de los nuevos usuarios que posiblemente con el tiempo se planteen el poseer una camara y adentrarse en el mundo de la fotografia, todo puede ser. De momento nos deleitaremos con imagenes tan potentes y estupendas como que que aportas.
    Salutacions !!

    ResponderEliminar
  19. Je je... la meva també va ser una instamatic, d'aquelles que a l'objectiu portaven un selector que et permetia triar entre sol i núvol... Però jo ja era més gran, devia ser cap als 9 o 10 anys... i va ser un préstec.

    No fa gaire me la van regalar definitivament, molts anys després, i la guardo con un tresor d'aquella màgia infantil, d'apretar el botó i tenir la foto, tot i que al cap d'uns dies...

    Abraçades, Minimal

    ResponderEliminar
  20. Molt bona, automàticament m'ha recordat la foto de John Stanmeyer, encara que les circumstàncies siguin tan diferents en tots sentits, els mòbils han ocupat definitivament el protagonisme de les nostres vides.

    Salut.

    ResponderEliminar