sábado, 10 de marzo de 2018

Últimas tardes con Teresa



"El temor de perder definitivamente a Manolo obligó a la muchacha a ir a buscarle con frecuencia a su barrio. Él nunca quiso decir donde vivía, pero ella supo muy pronto cómo encontrarle..."



-Me gusta tu barrio.
-¿Ves aquellas pistas de tenis, allá abajo, entre los árboles?-Manolo señalaba con el brazo-. Es el club de tenis La Salud. De niño trabajé en las pistas, recogía pelotas, como Santana... ¿A que nunca habías estado aquí?


"Abajo, al fondo, la ciudad se estira hacia las inmensidades cerúleas del Mediterráneo bajo brumas y rumores sordos de industrial fatiga, asoman las botellas grises de la Sagrada Familia, las torres del Hospital de San Pablo y, más lejos, las negras agujas de la Catedral, el casco antiguo: un coágulo de sombras. El puerto y el horizonte del mar cierran el borroso panorama, y las torres metálicas del transbordador, la silueta agresiva de Montjuich."


"Desde la cumbre del Monte Carmelo y al amanecer hay a veces una ocasión de ver surgir una ciudad desconocida bajo la niebla, distante, casi soñada."
.
.
.

Esta fotografía está tomada en uno de los escenarios que describe Joan Marsé en su fascinante novela "Últimas tardes con Teresa", la cima de la popularmente conocida como "Montaña Pelada", e inevitablemente me evocó a Manolo y a Teresa, los personajes protagonistas de una historia de amor con importante trasfondo social.

Feliz fin de semana y aprovechad las tardes, las mañanas y las noches...😊





24 comentarios:

  1. Un buen byn lleno de tonos suaves para contar aquella historia de hace años y que a mi me dejo cautivado durante muchos más. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me gustó tanto esa novela... la leí y la releí...
    Maravillosa.

    La foto le va como anillo al dedo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No la he leído, pero me han entrado muchas ganas de hacerlo.
    La foto muy buena....esa impresionante Barcelona.

    Besos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te la recomiendo, es una bonita historia con contenido.

      Un beso Carmela y gracias :))

      Eliminar
  4. Me encanta Joan Marsé, y esa novela es una de las novelas de él que he leído. Me encanto, como me encanta tu foto. Ciertamente me recuerda el libro. He estado una voz en este mirador y disfrute como un enano realizando fotografías en él. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La fotografía es perfecta, ¿para qué decir más?. Y sí, me has hecho revivir la escena imaginada cuando, hace ya muchos años, leí ese mismo texto; gracias por ello.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Buena toma Manel y muy bien llevada a la cita de esa gran novela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Una obra preciosa a la que le va que ni pintada tu estupenda obra.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. A pams. Som els llibres que hem llegit, la música que hem escoltat, les pel·lícules que hem vist i un llarg etecé, etecé. Som el que ens ha copsat. Som les emocions que hem sentit i que romanen esperant tanda per ressorgir en el més petit detall. I en un picar de dits les agulles del rellotge canvien la seva rotació a la inversa per tornar a passar de puntetes per passatges de la nostra vida.
    .
    Ell volia impressionar-la. Ella estimava un miratge. Dos mons oposats. Jugant a ser el que desitjarien ser i defugint del que són. Mentre uns jugaven a canviar el món amb la seva intel·lectualitat vàcua, els altres només desitjaven sortir de la seva misèria. Una novel·la fantàstica, de pell, amb una narrativa trepidant. Una caricatura punyent i intemporal. Sembla que la història s'entesta a repetir-se. Si mirem en el nostre entorn que aixequi la maneta qui no és capaç de reconèixer a en Lluís, la Teresa, la Maruja i en Pijoaparte. Supervivència.com.
    .
    I ara anem per la foto, rei. Havia de ser B/N. És de les que nomeno sensorials. M'agrada la composició, el recorregut visual gràcies a la distribució de plànols. M'encanta la textura de les pedres i com de bé has pinzellat els negres, però encara em meravella més el degradat de la tonalitat de grisos que va de més a menys, minvant des dels personatges passant per Barna (Aixxx) i per acabar difuminant-se progressivament, fins al blanc, en una boira que em fa pensar si no funciona així la nostra memòria!

    Ben trobat el text que li va com un vestit fet a mida! Són d'aquelles entrades en què sempre em demano si va ser primer l'ou o la gallina ;-)

    Gràcies pel remember yu. Encara més pel passeig per un entorn privilegiat amb unes vistes espectaculars.

    Besets tuché i Aturonats and japy güekend, Manel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. L'ou o la gallina... qui le sait???...

      El procés creatiu com bé dius respón al que som, i aquesta novel.la és part de la meva vida, de fet crec recordar que en el blog ha sortit alguna vegada més.

      Petons, i gràcies, a pams i a dojo :))

      Eliminar
  9. Una buena novela, muy actual aún. Me gusta mucho el último fragmento que has elegido.
    Y tu fotografía es bellísima, lo refleja perfectamente. Me encanta el blanco y negro.

    Que pases buen domingo.
    :)
    Un beso, Manel.

    ResponderEliminar
  10. De vez en cuando me acerco al mirador de mi Santa Cruz para contemplarla y siempre me parece apabullante nuestra forma de organizarnos. Ya con la medida de Barcelona ni te cuento.
    Me apunto la novela
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde las alturas me hago cruces al ver como vivimos, hacinados, hasta parece que falta oxígeno.

      Un beso.

      Eliminar
  11. Gracias por el recuerdo y por la magnífica imagen.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Sensacional la fotografia que ens permet endinsar-nos en el món de Marsé. Encertadíssima la escena!
    Una abraçada Manel

    ResponderEliminar
  13. To see the city from the hill, to listen to your friend who knows its stories,
    and to be in love that is happiness.
    Magnificent photograph!!!
    A hug.

    ResponderEliminar
  14. Maravillosa foto. La novela la leí en mi juventud y me gustó mucho.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Estupenda fotografia. Los tonos suaves del fondo contrastan con la pareja en el primer plano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Brazo extendido, coloniano, indicativo, recordatorio de instantes de un “abajo” o un “allí”.
    A través de tu perfecta imagen, un expresar las mil palabras de Marsé.
    Un abrazo, Manel

    ResponderEliminar
  17. Molt bona l'edició per a fer-la coincidir en el temps de la novel·la.
    Excel·lent treball, Manel.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  18. Gracias por vuestro tiempo y comentarios :))

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Maravillosa novela, que voy a volver a leer ya mismo, gracias!!!

    La fotografía es muy evocadora y perfecta la asociación.

    Un beso agradecido.

    ResponderEliminar
  20. Buen libro y genial la foto acompañado al texto.
    Besos.

    ResponderEliminar