lunes, 12 de marzo de 2018

Infancia arrebatada



Gabriel, In Memoriam.




24 comentarios:

  1. Trabajé un tiempo en protección de menores.
    Años.
    Y los datos no mienten.
    La mayoría de abusos que sufren, sexuales, lesiones, heridas, muertes, etc... se producen en el ámbito familiar.
    Lo que ocurre es que muchas veces no se denuncia porque habría que encarcelar al abuelo, al tío, al primo, al suegro, al padre, etc....
    La gente se preocupa mucho de los desconocidos... niño no cojas caramelos de desconocidos, etc... y harían mucho mejor en vigilar a sus familiares.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Quan les paraules destorben queda la tristesa i la tendresa, no hi ha espai per res més. Una imatge colpidora, precisa, que dona just en l'epicentre de les emocions, tresor.

    Vuela alto, Pescaíto.

    Besets emocionats, rei, un apludiment a la teva sensibilitat i una abraçada al teu cor immens, Manel.

    ResponderEliminar
  3. No tengo palabras Manel.
    Un hermoso gesto.
    Descanse en paz Gabriel.

    ResponderEliminar
  4. Nada que decir. Solo dolor . Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Bufff, es bien, bien que tienes una foto que se acopla perfectamente a cualquier acontecimiento. En este caso uno tan mezquino y que creo que ha unido a todo el mundo en la perplejidad de tan repugnante suceso. Buen homenaje.

    ResponderEliminar
  6. Molt d'acord amb 'Toro Salvaje'... per la meva feina he viscut episodis què et trenquen el cor...

    Quin motiu més adient has trobat per fer-li un homenatge a Gabriel...

    Sense paraules...

    Abraçades Manel

    ResponderEliminar
  7. Estoy destrozada. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  8. Joder que imagen Manel, te deja sin palabras
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Pescaito. Qué tristeza Manel.
    Abrazote

    ResponderEliminar
  10. Una fotografía que sobrecoge.
    Terrible.

    Descanse en paz.

    Un beso, Manel.

    ResponderEliminar
  11. Un sentido homenaje,amigo... Que barbaridad todo lo que ha pasado...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Tremendo!!!

    Mi cerebro no tiene capacidad para entender estas cosas y mi corazón no tiene fortaleza suficiente para que no le afecte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un homenaje potente hacia Gabriel y todos los niños que sufren cualquier atropello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Tremendo homenaje, una imagen muy expresiva.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me alegro de no poder entender ciertas cosas, simplemente me superan...

    ResponderEliminar
  16. El fet em sembla abominable. L'espectacle televisiu també, encara que sempre intento desconectar tot el que puc d'aquest tipus de notícies.
    La teva il·lustració del fet em sembla sublim.
    Una abraçada Manel

    ResponderEliminar
  17. Impresionante la foto!
    muy bueno tu homenaje
    que triste este caso

    ResponderEliminar
  18. Mucha tristeza. Que poquito le han dejado vivir...
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. La fotografía no puede reflejar mejor la sensación de pérdida traumática que todos hemos padecido y que ni imaginar puedo como lo habrán sufrido sus padres... Curioso, me he detenido en el comentario de Toro Salvaje y creo que tiene toda la razón.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  20. Imagen impactante ,así como el mensaje que nos dejas !
    Crueles las personas que manchan de sangre sus manos y de dolor los corazones!!
    D E P ,el pequeñito!!
    Besucos

    ResponderEliminar
  21. Sobrecoge la imagen y produce inquietud el comentario de Toro por los datos que aporta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Un fet tristíssim que, amb la teva habitual sensibilitat, et permet retre-li homenatge.
    Excel·lent treball, Manel.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  23. Estremecedora imagen al unirla al titulo que le has asignado, lo dice l todo ,
    Un abrazo enorme,
    Besotes

    ResponderEliminar
  24. Imagina la caída, el pisotón, el crujido. Y el resto de la vida para recuperar ese dulzor.

    Fantástica imagen, directa a la mirada y la boca del estómago.

    Aun la sigo saboreando.

    ResponderEliminar