lunes, 30 de enero de 2017

La soledad del final de los días



Hay vidas cuyo designio es navegar en la oscura soledad sin rumbo a merced del viento suicida y la tempestad y cuyo destino final
 es el naufragio, el olvido, la nada.







38 comentarios:

  1. Solo se puede olvidar aquellas personas que en está vida han cosechado maldad y miserias.... Todo aquel que disfrute de un carácter humilde y generoso, de buena fe y con buenos sentimientos, difícilmente acabara solo y olvidado.

    Una entrada perfecta en todos los sentidos.

    Un abrazote compi, espero que estés muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te oiga.

      Un abrazo Bird, gracias por venir :)))

      Eliminar
  2. Te repito lo mismo, Minimal, una entrada perfecta.
    La foto impresionante.
    Mañana si puedo vuelvo a entrar para expresarte mejor cuanto me gusta.
    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  3. Gran simbolismo el de ese velero solitario navegando sobre una mar tranquila y bajo un cielo amenazante.
    He estado viendo tus trabajos, incluidos tus dos hijos y ese amable retrato de invierno, pero no me he atrevido a ir comentando uno a uno por miedo a que esta conexión se pierda en cualquier momento.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Impresionante foto.

    Lo que daría por poder estar ahi y contemplar esa escena.

    Hay vidas cuyo destino es ese, la amarga soledad, el olvido y cada vez se ve más gente así.
    Hay otras cuyo destino es la soledad acompañada porque tienen el olvido de la única persona que desean.
    Y algunas, salen en ese velero buscando precisamente eso, la soledad y el olvido.


    Un beso evocador.


    ResponderEliminar
  5. Lo tengo clarísimo.
    Y me duele infinito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Fatalismo es lo que me sugiere esta imagen brutal con su texto, pero impregnado de una enorme sensación de libertad. ¿Pero no quedamos en que la soledad y olvido está dentro de nosotros mismos? ¿O era un cuento chino?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hay destinos que se ganan a pulso, día a día.
    Qué pasada de imagen !!!
    Un abrazo, Minimal.

    ResponderEliminar
  8. Sí, el barco resulta un juguete en manos de ese inmenso mar y contemplando desde arriba por esas nubes amenazadoras. Como suelen decir, "calma chicha".

    Una foto espectacular, Manel.

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. muy impresionante ese cielo!!!

    designio... por qué no quizás sea una "elección" dejarse arrastrar por el viento en lugar de tomar las riendas de su velero...

    beso grande!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He ahí la cuestión, mi buena amiga.

      La imposibilidad de escapar a un destino que está sentenciado al menos en su base, quizás.

      Un beso y gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar
  10. Impresionante, el cielo es espectacular pero toda la imagen es una maravilla.
    Casualmente rebuscando en carpetas de otros años encontré algo parecido, bueno es mucho decir porque aunque en la mía hay cielo, rayos, barco y mar no se le acerca a la tuya ni a la suela...
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  11. Una imatge brutal. La preponderància del cel i els núvols li dona un aire misteriós i per sobre de tot, majestuós.
    Una abraçada Manel

    ResponderEliminar
  12. Una foto increíble. Muy buena.
    Las palabras interesantes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Prefiero comentar la imagen abstrayéndome del texto que la acompaña cuyo sentido no afecta a la naturaleza de la misma. Tres partes, tres franjas totalmente disímiles. La de abajo, equilibrio, quietud, serenidad, clasicismo... y en ella un barquito que navega en ese mar de apariencia plácida. Arriba y ocupando más de la mitad de la imagen, un cielo totalmente dramático y barroco. Se ven confrontados a mi juicio las tendencias más extremas del barroco -retorcimiento, tensión, dramatismo- y la imagen serenamente clásica de la base. En medio, el manierismo. en esa franja de transición entre la curva centrífuga y la linealidad y el quietismo de la base. Rayos de luz comunican ambos hemisferios o universos. El barroco se impregna del horror vacui y se expande vertiginosamente hacia lo clásico. En esta pugna se ha debatido el arte durante siglos. Y sigue estándo presente en nuestras pulsiones electivas. Barroco salomónico y lleno o clasicismo minimalista como tiende a manifestarse nuestro fotógrafo anfitrión. Juego de tensiones activas. ¿El barquito? un detalle mínimo que equilibra ese desafío brutal entre el cielo y el mar. ¿Dónde estará Dios? ¿Arriba o abajo? ¿En el cielo tormentoso y trágico o en el mar calmo y rectilíneo? ¿O es un juego infinito el que se da entre el cielo y el mar y Dios no está en ningún lado?

    ¿Ves por qué prefiero prescindir del texto? Con tu texto parece que diriges la imagen hacia tu sentir. Sin él, la entiendo a mi manera, disparatadamente literaria y existencial.

    Con afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joselu, muchas gracias por otorgarme tu tiempo mediante este extenso y generoso comentario :))

      Abstrayéndome también de mi sentir, que últimamente está a la baja, permíteme que apunte que el barquito, pese a que hay luz en el horizonte, navega en la sombra.

      Quizá es un detalle nimio, pero me pareció cargado de simbolismo y me sirvió para darle sentido fotográfico a mi sentir.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. Madre mía qué fotografía tan espectacular. Yo siempre digo que quiero irme de este mundo antes que cualquiera de los míos, para nada quiero una larga, solitaria y triste vida. Pero quién sabe lo que nos depara el destino...
    Insisto, enhorabuena por la toma y la edición, es preciosa preciosa preciosa.
    Cariñitos Manel

    ResponderEliminar
  15. Madre mía qué fotografía tan espectacular. Yo siempre digo que quiero irme de este mundo antes que cualquiera de los míos, para nada quiero una larga, solitaria y triste vida. Pero quién sabe lo que nos depara el destino...
    Insisto, enhorabuena por la toma y la edición, es preciosa preciosa preciosa.
    Cariñitos Manel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy una torpona, le di para atrás al móvil y se repitió el comentario y ahora no puedo eliminarlo. Sorry!

      Eliminar
  16. Qué fotografía yan impresionante,es matavillosa,Manel!!
    Muy acorde a tus palabras y esa música tan lírica.

    Felicidades.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Mi querido amigo Manel, que linda imagen, y con que fuerza ese cielo !!!!!! Siento que estes bajo, pero tambien se que la fuerza que posees acompañada de tu sensibilidad, te hará arribar a un puerto seguro , estoy segura de ello.
    Entre tanto te mando un abrazo lleno de energía y amistad,
    Besotes muchos besotes :))))))

    ResponderEliminar
  18. es una fotografía hermosa, y una reflexión muy dura.
    saludos

    ResponderEliminar
  19. La foto me gusta mucho, es impresionante ese velero bajo la inmensidad de esa masa de nubes negras. Se ve pequeñito y solo...pero fijandose una bien, se aprecian esos rayos de luz que atraviesan las nubes y ese reflejo precioso de luz en el océano...justo por donde va el velero :))

    Hay vidas que pasan en la soledad y su final es en consecuencia un vacio....pero sinceramente creo que son muy pocas. Es muy raro que alguien esté completamente solo, que no importe a nadie y que nadie le extrañe cuando se marche.
    Todos pasamos momentos de soledad, pero llegar al extremo de tu texto, son muy pocos. Lo creo de verdad.

    Un beso, Mínimal.

    ResponderEliminar
  20. Je, je, como me ha comentado Joselu parece que hoy hemos cogido fotos tenebrosas o al menos con fuertes procesados en blanco y negro ambos. Se ve minúsculo el barco, que pequeño se debe sentir uno en esa inmensidad. Me da mucho respeto el mar. Creo que no es mi medio, no estaría nada seguro en ese pequeño barquito velero en medio del mar. La foto me gusta mucho. No te sabría si con otra proporción en el tamaño de las nubes me gustaría más. No lo se.

    ResponderEliminar
  21. Me parece una imagen brutal... no sólo por la soledad que transmite, sino por la angustiosa sensación de fragilidad. La inmensidad del mar y el enorme peso de las nubes que tiene encima dan la impresión de que si parpadeas el barquito desaparecerá engullido.

    El procesado de las nubes es simplemente magistral y has conseguido plasmar esos mínimos destellos de una forma realmente mágica

    Gracias por compartirla

    ResponderEliminar
  22. Tremenda imagen y demasiadas vidas naufraadas ya...Si dejas buenos recuerdos nunca te olvidaran.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Gran foto. Barquitos en el mundo, perdidos y hallados.
    Felicidades por la edición , sublime, y la/s lectura/s
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Una bellíssima i terrorífica imatge. Em fa pensar en aquests trump-temps gens esperançadors i molt amenaçadors.

    ResponderEliminar
  25. Pues sí,amiguco,hay personas que llegan a pasar por la vida de esta forma y ..hay más de lo que pensamos.
    Ha llegado un momento en elque el ser humano se ha quedado solo,y las manos de los otros no se entregan para ayudarles.
    LA foto es un gran cuadro de silencios y soledades,preciosa!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
  26. Wonderful photo. Big clouds and a small boat, lovely combination.

    ResponderEliminar
  27. Me encantó la foto, tan cautivadora y tantas infinidades que pueden estar escondida en ella.... Puedes pasarte por mi blog si te interesa, chicadebrillito.blogspot.com.ar
    Saludos!

    ResponderEliminar
  28. Muchísimas gracias por vuestras visitas y amables comentarios :)))

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Este céu imenso adornado por uma revolução de nuvens tem um impacto visual fabuloso. O b&w acentuou o dramatismo do ambiente, dando uma força incrível à imagem. Muitos parabéns!

    ResponderEliminar
  30. A strong and dramatic photo! Very symbolic to me!
    :)

    ResponderEliminar