martes, 3 de enero de 2012

Cuando fuimos felices

25 comentarios:

  1. Me gusta el contraluz de la figura, de esta forma tenemos dos "sombras".

    Supongo que te refieres a la infancia que todos hemos tenido. Bueno, es un tema muy discutible, jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Has utilizado fenomenal la luz y el resultado estupendo.
    Respecto al título y a lo que nos remite - no suelo opinar sobre estas cosas - pienso como Chapi. Muy complejo y discutible el tema. Afortunadamente que existe lo que en algunos círculos se denomina "amnesia infantil" y también la tendencia que tenemos a "idealizar" la infancia. Un abrazo.
    Agustín.

    ResponderEliminar
  3. Mi infancia fue triste. Empecé a ser feliz a partir de los 30 y pico.

    El sol fuerte da unos buenas luces de suelo

    ResponderEliminar
  4. Preciosa foto...generalmente la infancia es alegre. Osselin, nunca es tarde para recuperar el tiempo perdido...Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias amigos por vuestro tiempo y comentarios. :-)

    Quizás todos tuvimos momentos mágicos en el que jugar con nuestra sombra se convertía en un hecho extraordinario.

    En el camino muchos perdimos la inocencia pero no el anhelo de ser felices.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un contrallum molt aconseguit.
    De la infantesa la innocència però ... núvols i clarianes, jo no tornaria.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  7. No sé per què, però aquesta és la foto més maca de tot el blog, jejeje ;)

    ResponderEliminar
  8. La sombra siguió siendo feliz mientras que "él", sencillamente, creció.

    podi-.
    pd: yo solía jugar al "no pisar sombra". Íbamos por la Via Laietana (una calle) y teníamos que evitar pisar las sombras. Entonces venía un autobús y... ¡había que saltar para dejar pasar su sombra!

    ResponderEliminar
  9. Bueno ... seguimos siéndolo, no ? O por lo menos esa es la meta de muchos. Hay que intentarlo. Hay que luchar por ello. Contra lo que sea. Esa ilusión no nos la puede quitar nadie.
    Gran imagen Minimal ... lo que pasa es como eso no es una novedad igual no te lo decimos todo lo que deberíamos.
    Un abrazo. Cuídate mucho. Y no pares nunca de buscar esa felicidad ... tu y nadie.

    ResponderEliminar
  10. Mirando esa sombra que nos acompaña siempre y que sin embargo en muchas ocasiones pensamos que hemos perdido.
    Siempre seremos niños.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Quin troç d'imatge, Mínimal.
    Visualment boníssima, però a més transmet molt bé aquell moment que viuen els que són nens, quan s'evadeixen de la realitat i es submergeixen en el seu món, totalment paral.lel i imaginari...
    Felicitats!

    ResponderEliminar
  12. Cuando miro mi sombra, vuelvo a serlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Mai no vaig crèixer...
    Boníssima foto!
    Un bes molt fort!

    ResponderEliminar
  14. Que difícil es mantener ese espíritu. Me niego rotundamente a prescindir de él.
    Gran imagen Minimal.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Fantastica sombra y un modelo muy simpatico que nos lleva a la reflexion muy acorde con estas fechas...un abrazo minimal y animos amigo.

    ResponderEliminar
  16. Una magnífica composición a partir de un contraluz y la sombra. El tratamiento en b&n, como no podía ser de otro modo, perfecto para mi gusto.

    Pues mi infancia fue feliz, unas veces más y otras menos pero lo fue. No me importaría experimentar en estos momentos aquella felicidad, imagino que magnificada por la total y absoluta inocencia y carencia de las preocupaciones y responsabilidades que el hecho de madurar, de crecer, va cargando sobre nuestros hombros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracioas por pasaros, celebro que la imagen os diga algo.:-)

    Gracias por dar sentido al blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Uuuummmm...a mí esta foto me encanta. Me transmite mucho. Además no me lo da "hecho". Me hace imaginar la cara del niño, su sonrisa, sus ojos...Genial, Minimal!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Para mí, ésta es la foto más preciosa de todo el blog, tú ya me entiendes ;)

    ResponderEliminar
  20. Óskar, gracias por dejar tu opinión, un placer para mi recibirla. :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Toni, te entiendo perfectamente. ;-)

    Una abraçada y gràcies.

    ResponderEliminar
  22. Wow!!! Genial esta dualidad de sombras. Chapeau Minimal.

    Un abrazo, César.

    ResponderEliminar
  23. No sé si éramos felices, quizá tampoco sabíamos qué quería decir. Al menos, vivíamos sin preocupaciones, o casi, y eso ya es un preludio a la felicidad.
    Me gusta la foto, donde combinas la potencia de las sombras con el contraluz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. César, David, mil gracias. :-)

    Un fuerte abrazo a los dos.

    ResponderEliminar