jueves, 5 de abril de 2018

Espéranos en el Cielo



















Los que me conocéis sabéis que soy ateo confeso.

Pero de la misma manera que no hace falta ser marinero para hacer fotografías del mar, pienso que no hace falta ser creyente para hacerlas de una procesión.

Como testigo del tiempo que me ha tocado vivir siento curiosidad incansable por el mundo que me rodea y no voy a negar que la potente escenificación, atmósfera creada e imaginería de estos rituales no escapa a ella.

Las imágenes muestran lo que he vivido, lo que he visto y cómo lo he sentido.

Y como siempre, es un placer compartirlas con vosotr@s 😊

Tercera entrega, ya queda menos, jajaja...






20 comentarios:

  1. Magnífica serie Manel, buen reportaje de lo sentido y de lo vivido.
    Gracias, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Son unas fotografías magníficas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Como te dije en la entrada anterior son unas fotos fantásticas.
    Y como dices no hay que ser creyente para hacer fotografias de las procesiones.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Infinidad de detalles en cada foto que cuentan muchas historias. Me gusta tu visión humana.
    Besito

    ResponderEliminar
  5. Una vegada més has aconseguit unes imatges sensacionals i que mostren les coses com son, tant si les comparteixes com si no i això es molt d'agraïr.
    Una forta abraçada Manel

    ResponderEliminar
  6. Un altre serie molt bona, Manel!!!
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  7. LAS IMÁGENES SON BUENÍSIMAS ,AUNQUE DA MIEDO NIRARLAS, COMPRENDO QUE TAMBIÉN NOS ATEMORZARAN CUANDO PEQUEÑOS LAS HISTORIAS QUE NOS CONTABAN.

    ResponderEliminar
  8. Realmente las semana santa tiene algo de tenebroso, un añadido más para fomentar el temor cuando no el miedo. Buen trabajo fotográfico. Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Pensaments a la babalà que van.
    Obrir les portes de la ment. La curiositat sempre disposada a observar. El relat com tu el perceps i vius. Abans les persones que la simbologia barra religió. El gest. L'emoció. La humanitat.
    El contrast de la cara de patiment al costat del cartell amb el somriure profident que es compta per quirats a pes: una metàfora de la vida. Trobar bellesa en forma de la carona de nineta de la noia de l'esquerra de la tercera foto. I per rematar una altra bellesa com la Mònica Bellucci una de les actrius a qui admiro i a qui el meu toc entremaliat pensa que ben bé li podries dedicar el títol com un prec barra devoció, rei! ;-)

    I tot plegat la teva empremta personal en cada fotografia d'autor. Més enllà de la qualitat de totes, amb la tècnica impecable, em quedo amb la teva mirada al món, la qual prou que ho saps que admiro.
    Els detalls marquen la diferència i les teves imatges estan plenes a vessar de bocinets de tu. I això és generositat. Your heart that feels its way i així ens ho expliques. Em transmeten honestedat.

    Besets fent reverències, Manel!

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Manel.
    Un placer contemplarlas a través de tu mirada.
    Y la marcha es preciosa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Fa anys que no he anat a cap processó, és un tema que no em diu res, malgrat que fotogràficament ofereix molt bones oportunitats.
    M'agrada el seguit d'expressions copsades, ben poques amb la seriositat i "passió" que se suposa.
    Bona feina, Manel.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  12. Me encantan las imágenes que nos traes... tienen muchísima fuerza y una plasticidad impresionante.

    Soy atea convencida, pero entre mis pasiones destaca sin duda la imaginería religiosa y las procesiones. Rarita que es una ;))))

    Gracias por compartirlas con nosotros. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  13. Soy igual que tú y que muchos más, atea total, pero ello no quita que haga fotos en estos días en que el silencio, la fe y los sentimientos son la tónica.
    Entre todas las imágenes no se con cual quedarme, en cada una de ellas se percibe el sentir y el respeto.
    Excelentes!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. E eu agradeço a partilha, daqui de Portugal e com muita inveja de não poder estar aí a passear a minha máquina por entre essas expressões e rostos :):)
    Pelo menos fico com uma amostra do que poderia ser. :):)

    ResponderEliminar
  15. Muy buena serie que evidencia que la Semana Santa no solo es pasión, para quien así lo crea, sino belleza y una oportunidad para obtener buenas fotografías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pues, Manuel, siendo ateo confeso la serie ha sido magnifica en cuanto a la selección de imágenes, la luz, el modo de captar el ambiente y, especialmente, el gran respeto con el que la has hecho y presentado. Claro que, en mi opinión, ser creyente confeso y ateo confeso son dos caras de una misma moneda porque ¿qué necesidad hay de negar o afirmar algo si sabes que no existe o, por el contrario, sabes que existe? Puede que por eso, o por que es mejor apuntarse a un "vaya usted a saber", soy más partidario del agnosticismo y lo que desde luego no soy ni quiero ser, "Dios me libre", es u ciego anticlerical cerril. En todo caso has hecho un magnífico trabajo de una manifestación cultura que nos es propia y que, creyentes o no, no nos deja indiferentes.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  17. Bellas escenas, amigo. Con una luz preciosa
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por vuestro tiempo y apoyo :))

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar