martes, 4 de julio de 2017

La casa de Martí Trias



El Parque Güell fue un proyecto impulsado por el empresario Eusebi Güell basado en la construcción de una urbanización para familias acomodadas en un entorno natural, idílico y tranquilo con vistas a la ciudad de Barcelona y al mar en la conocida popularmente como Muntanya Pelada, en su ladera sudoriental, la más soleada y protegida de los vientos del norte.

El proyecto fue encargado a su amigo y admirado arquitecto Antoni Gaudí. La idea era recrear las ciudades-jardín británicas, de ahí que su nombre oficial y original sea Park Güell. Se empezó su construcción en el año 1900 dividiéndose el terreno en 60 parcelas de forma triangular con una red compleja de caminos, viaductos y escaleras que salvaban la topografía del terreno.

Gaudí entendió muy bien la idea de su mecenas y su objetivo fue la integración de su obra en la naturaleza. Así encontramos formas que nos acercan a ella, el ángulo recto no existe y empleó materiales naturales de la misma zona.

Pero por diversos motivos y entre ellos uno muy importante que quizá señalaré en otra entrada, el proyecto fracasó, las obras se abandonaron y finalmente la familia Güell lo ofreció al Ayuntamiento y éste acordó su compra, no exenta de controversia por el altísimo precio pagado,  en 1922, abriéndolo más tarde como parque municipal. Una de las cláusulas en la transacción era la voluntad de los Güell y del propio Gaudí que el parque en su totalidad fuera de libre acceso, cosa que el consistorio no ha respetado, pero ese es otro tema...

Sólo se llegaron a construir dos viviendas en las 60 parcelas. Una edificada por Josep Pardo i Casanovas, contratista de la obra, con la idea de casa-muestra para dinamizar las ventas y diseñada por Francesc Berenguer, aunque el proyecto lo firmó Gaudí al no tener éste el título de arquitecto. En 1907 el propio Gaudí la compró y se trasladó a vivir en ella con su padre y con su sobrina. Actualmente es la Casa-Museo de Gaudí.

Y la otra casa, que se edificó en 1905, fue en las dos únicas parcelas vendidas adquiridas por el abogado amigo de los Güell,  Martí Trias y su esposa Ana Maxenchs, diseñada por el arquitecto Juli Batllevell i Arús, discípulo de Lluís Domènech i Muntaner y colaborador de Gaudí. La casualidad hizo que el hijo del matrimonio, Alfonso, siendo estudiante de medicina, fuera quien identificara el cadáver de Gaudí que había sido trasladado al Hospital de la Santa Creu como accidentado desconocido.

En ella siguen viviendo los descendientes de la familia en el entorno natural que soñaron Güell y Gaudí, aunque claro, hoy en día ya no es tan tranquilo.





28 comentarios:

  1. Interesante entrada, Manel.

    Una maravilla las imágenes.

    Es un lujo vivir en una ciudad que cuenta con tanta belleza.

    Gracias!

    Un beso admirado.

    ResponderEliminar
  2. What a beautiful place is hiding in mountains and it stands so proudly reaching the sky. These are two magnificent photographs! Colors and composition are just wonderful!

    Wish you a nice week and creative.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. My dear friend, you can find this house in the Barcelona downtown area, specifically in the Park Güell, created by the arquitect Gaudí.

      It's incredible for me how the city could preserve this space, because Barcelona is one of the cities with a higher density population of the world.

      Kisses.

      Eliminar
  3. Fantástica entrada, muy bien documentada. No es la primera vez que un proyecto privado se convierte en algo de un importante interés público. Conocía la historia; me gusta mucho el Parque Güell, muy diferente a todos los demás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta mucho el Parque Güell, se nota, no???...

      Jajaja

      Como toda la obra de Gaudí.

      Además vivo junto a él, me fascina recorrerlo y descubrir y conocer sus detalles.

      Un abrazo y gracias, Carlos, otro día más :))

      Eliminar
  4. Una entrada realmente muy interesante.
    Las fotos acompañan muy bien al texto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Un precioso lugar para pasear si no fuera porque, al menos la última vez que lo visité, lo encontré excesivamente masificado, lleno de gente y colas por todas partes.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Un magnífic recorregut per la història del parc (Park) que ens apropa una mica més als èxits i fracassos de Gaudí i els Güell.
    Una abraçada i bona setmana

    ResponderEliminar
  7. No conocía la historia pero gracias a tí ya no soy tan inculta...jajajaj. Buen reportaje!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. No lo sabía.
    Ahora sí.
    Gracias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. La casa impresiona. Ni idea de su historia. Como dice Toro, ahora. sí. Gracias.
    Un beso Mínimal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me impresiona, Carmela.

      Y más me impresiona, como le decía a la amiga Kaya, que se haya podido conservar este espacio natural en la ciudad gracias a una política de protección contra la especulación, la ocupación y en favor de la conservación del legado.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Me encanta, y lo has explicado muy bien.
    :)

    Gracias y un beso, Minimal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué color de cielo tan bonito el de la fotografía primera.
      Es precioso.

      Eliminar
    2. Un color celestial...

      Jaja

      Un beso Rosa y gracias a ti :))

      Eliminar
  11. Muy interesante Minimal. Curioso que Gaudí decidiera tener como hogar la casa de otro diseñador, nada egocéntrico.
    Hace mucho que fui pero volveré :)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Gaudí decidió vivir en el Parque Güell hasta poco antes de morir, cuando su salud ya era más delicada.

      Es conocida su afición a dar largos paseos, se desplazaba desde su vivienda en el Parque Güell al centro de la ciudad y volvía andando.

      Sin duda la paz del lugar en aquel entonces y su belleza le procuraban bienestar.

      Un beso y gracias por pasarte :))

      Eliminar
  12. Bonitas fotos y una gran información que se agradece. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer compartir, Luis.

      Gracias a ti y un abrazo.

      Eliminar
  13. No conocía la historia.
    Me gusta el Park Güell.
    La casa está en un lugar privilegiado y es preciosa.

    Interesante,Manel.
    ; )
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carmen, un entorno privilegiado lejos del barullo de la ciudad.

      Pero pocos creyeron en el proyecto, los burgueses de la época prefirieron edificar ostentosas fincas en el llano de la ciudad, el Eixample, comprensible por otra parte.

      Güell y Gaudí se adelantaron mucho a su tiempo.

      Gracias y un beso.

      Eliminar
  14. Imagino que hoy en día casi ningún entorno es tranquilo cerca de una gran ciudad.


    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Paseé hace casi 10 años por el parque. Es uno de esos lugares mágicos en una ciudad mágica. Alguien llevaba un pequeño cuaderno en el que escribía haikus. Yo empezaba a hacer fotos. Recuerdo la magia de un lugar mágico, el parque y Barcelona. Uno de estos días volveré. Gracias, Manel, por recordar que la magia existe para los que creen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Wauu.. this is really beautiful house, and and the landscape is great.

    ResponderEliminar
  17. Impresionante todo...no será tan tranquilo como antes pero el sitio es envidiable y lo mejor que estás a un paso de una gran ciudad y no de cualquiera...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Interesante y amena información, Minimal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por vuestro interés y comentarios :)))

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Fantástica información. La casa es una una preciosidad, las fotos también 😉 Hace años ví el parque, me encantó, es mágico.
    Besos.

    ResponderEliminar