sábado, 28 de marzo de 2015

Desde mi atalaya



Desde mi atalaya veo los caminos que cerré y dejamos de andar; ahora son ciénagas donde se revuelcan los cerdos, anidan los buitres, graznan los cuervos y merodean los lobos.

Miro atrás y de mis ojos cae una lágrima por lo que no fuimos, otra por lo que perdimos y otra por los sueños que se truncaron.

Mi mano derecha no es una mano, es una llave.
Y la izquierda, un cerrojo.

Ya sólo queda el grito de tu ausencia.



30 comentarios:

  1. Los caminos cuando no se transitan se convierten en eriales.

    ResponderEliminar
  2. I have enjoyed the images on your blog and find that the photographs in black and white strike a chord with me. They are wonderful.

    Good work!

    M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Welcome to my tiny house Micros, please take a seat and enjoy the travel.

      Thanks a lot for your kind words :-)))

      Hugs.

      Eliminar
  3. Caminos de silencio en busca de sonidos.............que como señales les indiquen la dirección...............hacia tú atalaya.

    Luz en la foto.....en tú atalaya.......................genial Sakamoto.

    Besos............feliz finde,

    ResponderEliminar
  4. A veces es necesario este ejercicio de poner la vista en lo pisado y permitir que los sentimientos se hagan con nosotros perdiendo el control para de esa manera, volver a tomar decisiones que nos permitan encontrar nuevos caminos.
    La foto es una maravilla en cuanto a su atmósfera y con el pieno toma aires de obra maestra. Un abrazo Manel

    ResponderEliminar
  5. A seat by the window, please.
    And with a great view!

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho la imagen con esa luz y ese sillón rojo contrastando.Y el texto que te ha inspirado.
    Demoledor en su contenido,espero que sea ficción literaria...

    Sakamoto acompaña de lujo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Todo tiene un final.
    Atrás no queda nada.
    Sólo recuerdos que desaparecerán.
    El problema viene cuando delante tampoco hay nada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Ostres Minimal, té una atmòsfera entre sol.litud i que convida a meditació. M'agrada molt. Molts petonets.

    ResponderEliminar
  9. Minimal, esta fase de poeta no la conocía y la verdad, me has impactado por tu exacta descripción de la emoción y un triste sentimiento cuando uno mira hacia atrás y se hace consciente de lo perdido en el camino. Conozco demasiado bien ese estado de ánimo. Tanto la fotografía como la música crean una atmósfera especial, como dice Dolors, y el texto, aunque melancólico, es soberbio.
    Besos,

    ResponderEliminar
  10. Es tremenda la soledad que proyecta esta increíble imagen tuya, supongo que por la oscuridad de la habitación en contraste con lo diáfano del exterior y luego... tus letras. Vaya carga de tristísima melancolía o peor, pena en fase de desgarro por una pérdida...ojalá sea solo literatura! por si no fuera así, te dejo mi filosofía infalible de vida por si te ayuda... “lo que no fue, es porque no debía ser y el que no haya sido es lo mejor que podía suceder para que pueda sucederte lo que de verdad te espera y te hará infinitamente más feliz... Todo sucede o no sucede por algo -sepamos o no el por qué- y sieeempre es lo mejor que nos podía suceder, hasta de lo más terrible se aprende ;))

    Todo lo que sale de los dedos de R Sakamoto es mágico, mil gracias!

    Muchos besos MINIMAL y sal a esa luz exterior, ese valle se ve increíble hermoso desde tu atalaya..
    yo me voy unos días ...al exterior ;) nos leemos a la vuelta, feliz semana santa o pecadora, a tu gusto :)

    ResponderEliminar
  11. La cabeza es la atalaya y los ojos las ventanas.
    Y el pozo de los pensamientos podría ser esa ciénaga.

    Una fotografía grandísima que expresa de forma arrolladora los límites de la soledad.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Esplendida composición, donde la naturaleza se
    adueña de todo, incluso entra. Maderas, piedra…
    arcillas, organizan el interior.
    El “rojo” con la levedad de las sombras, da el
    punto exacto a esta sutil y magnifica fotografía.
    Excelente por composición y sencillez de la escena.

    Un saludo, Ángel

    ResponderEliminar
  13. Dulce melancolía...

    De nuevo, fantástico conjunto.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo quiero estar sentada en ese sillón rojo mirando las montañas. La foto magnífica y la música también. Las letras, melancólicas hasta el infinito y más allá, me han sobrecogido. Es mejor no mirar atrás, no regodearse en los errores, no echar de menos a quienes no nos echan de menos. MIrar hacia adelante, es lo único que tenemos.

    ResponderEliminar
  15. Joder que ganas dan de sentarse hay para pensar con un cigarro y una copa.

    Preciosa composición !!

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Siempre es un buen ejercicio buscarse una atalaya desde la que otearlo todo. Pero siempre será mejor mirar al futuro.
    La imagen, una auténtica delicia de luz y color. Un fotón !!!
    Enhorabuena por todo.
    Un abrazo, Minimal.

    ResponderEliminar
  17. A mitja llum. Per seure i veure el paisatge des d'aquesta cadira. Molt guapa!!!
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  18. Precioso post. El cual debe disfrutarse en conjunto, con tu letras y la música de Sakamoto. Un conjunto efectista, donde el punto focal, lo pone las superficies bañadas por la luz y lo que ves por la ventana (qué astuto, 2 fotos en una sola =)). Me gusta mucho, el texto que acompaña la imagen. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Es bo fer inventari d'absències.
    La imatge es perfecte !
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  20. Caray!!! Minimal, la fotograia, es buena y cuenta la historia de la soledad buscada, pero tus palabras son tremendas. Que se convierta en ciénaga el camino cerrado es un poco salvaje. Sentir nostalgia por lo que pudo haber sido y no fue, cierto es que es bueno ir cerrando con esa llave en tu mano derecha, pero yo prefiero dejar siempre entreabierto.....................
    Un beso Manel y feliz semana

    ResponderEliminar
  21. Tal vez esos caminos que dejaste de andar no eran tan buenos como imaginas, quizás siempre fueron ciénagas, quizás ...
    La imagen es fantástica, la luz es perfecta, y creo que en b/n sería más íntima.
    Un beso Minimal.

    ResponderEliminar
  22. Un sitio precioso para sentarse y mirar tranquilamente por la ventana. El dominio de la luz, como siempre, magistral.

    Hay que tirar pa'lante, amigo mío, el pasado, pasado está ;-)

    Abrazotes y feliz semana (santa)

    ResponderEliminar
  23. Preciosa la luz, excelente el control. Todo muy intimista. Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Es perfecta esa imagen que trasmites de soledad, y el texto, me gusta tanto...
    La mañana está húmeda, el cielo compungido deja escapar pequeñas lágrimas, casi imperceptibles, y comienzan nuestros monólogos, donde abordamos pensamientos, sentimientos... sueños que a veces se truncan, pero que sin duda vuelven a florecer.

    Un abrazo Minimal.

    ResponderEliminar
  25. Me encanta la foto. Composición, luz y realización soberbias.
    El texto demasiado triste.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Hoy , para mi una magnifica imagen, durante el espacio de tiempo que estado observándola, he sido capaz de relajarme porque es el tipo de estancias donde podria evadirme durante largo tiempo sin necesitar nada mas.
    Gracias
    Besotes

    ResponderEliminar
  27. Un rincón íntimo con el rojo asomando entre el negro de las sombras y la ventana, abierta a la montaña, filtrando la luz.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  28. Fantastic light and colors in this beautiful composition, Minimal!

    ResponderEliminar