sábado, 28 de mayo de 2016

A < 3 M



Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad.

Y tu nombre se escribe con A de Amor.

<3

Feliz fin de semana, y si es con amor mejor, quien tiene amor tiene un tesoro :)

Cuidadlo bien ;)))







martes, 24 de mayo de 2016

Un beso de altura



Por estas mismas alturas Manuel Reyes y Teresa Serrat paseaban y observaban una ciudad de Barcelona triste, sucia, oscura, desordenada, desigual, industrial y deprimida en la novela "Últimas tardes con Teresa" de Juan Marsé.

Hoy la ciudad por fortuna no es la misma, pero estas alturas siguen siendo un magnífico lugar donde acudir al atardecer.


domingo, 22 de mayo de 2016

viernes, 20 de mayo de 2016

La señal de la llegada del Anticristo



"Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuese posible, aún a los escogidos."

Mateo 24:24


Feliz fin de semana :)))

Y si veis alguna señal, rezad ;)

Jaja


jueves, 19 de mayo de 2016

Memories of love



Hay momentos compartidos que nunca se olvidan.

Feliz jueves :)))





martes, 17 de mayo de 2016

Las tripas del pez



Esta es la estructura que sustenta la escultura "Pez Dorado" de Frank Gehry.

Instalada junto al mar en 1992, tiene 56 metros de largo y 35 metros de altura.

La escultura está construida con láminas de acero inoxidable que forman un entrelazado dorado a modo de escamas produciendo un intenso reflejo en su superficie que varía según las condiciones de luz.

Una vista poco usual, un placer compartirla con vosotr@s :))



domingo, 15 de mayo de 2016

viernes, 13 de mayo de 2016

Cuando la vida te niega la felicidad



Interrumpo el ritmo habitual de las publicaciones para comunicar que esta tarde recibía con consternación la noticia de que el compañero bloguero Ripley había decidido finalizar su vida.

Mi sentimiento hacia él y mis condolencias a sus familiares, espero que allí donde vaya pueda encontrar la paz y la felicidad que en vida le fueron negadas.

Descansa en paz compañero.


Otra manera de decir te quiero



Feliz fin de semana.

Y da igual cómo lo digáis, lo importante es sentirlo... ;))






jueves, 12 de mayo de 2016

"Si muero, no moriré del todo."



Ayer, 11 de mayo se conmemoraba el aniversario del nacimiento de Dalí.

Sus restos descansan en el Museo Dalí de Figueres, esta es su tumba.

Pero este hecho siempre ha generado polémica ya que fue una operación de última hora.

Él siempre dijo que deseaba ser enterrado junto a su amada Gala, en el Castillo de Púbol, donde yace desde 1982. 

A tal efecto él mismo diseñó la cripta con dos tumbas iguales conectadas por un agujero para que los amantes se dieran la mano eternamente.

Pero la segunda tumba está vacía.


"Un beso selló mi nuevo porvenir. Gala se convirtió en la sal de mi vida, el temple de mi personalidad, mi faro, mi doble, mi yo. Desde aquel momento, Dalí y Gala quedaban unidos en la eternidad".

Cita de "Confesiones inconfesables" de Salvador Dalí.


Mi recuerdo en su efeméride al genio que de alguna manera sigue entre nosotros puesto que su fabuloso legado nunca morirá.


miércoles, 11 de mayo de 2016

Bellis Perennis



Es curioso comprobar que, aún asumiendo que la belleza es algo subjetivo y que suele responder a factores culturales, educacionales, ambientales, históricos... no deja de ser cierto que la atracción que ejercen algunos elementos sobre nosotros puede ser racionalizada mediante criterios matemáticos.

Tal es el caso de las margaritas o de tantísimos ejemplos en la misma naturaleza. El número de sus pétalos responde a la famosa sucesión de Fibonacci así como el diseño de su disco floral que está ordenado en modo alterno con espirales horarias y antihorarias dibujando un patrón numérico que finalmente nos remite a los fractales, asombroso.

Feliz miércoles y si encontráis una margarita no la deshojéis, admirar su belleza universal... :)))



lunes, 9 de mayo de 2016

Entre tinieblas



El fuerte temporal deja a su paso curiosas y poco habituales escenas como ésta del templo de la la Sagrada Familia en Barcelona sumido en una
densa niebla.


domingo, 8 de mayo de 2016

Conducir de noche



Me gusta tomar fotografías porque me permite ver las cosas como las sentí, no como son.






sábado, 7 de mayo de 2016

One day I'll fly away




Feliz fin de semana :)))

Y dejad volar la imaginación... ;)






jueves, 5 de mayo de 2016

Habitación 8


Soy mujer, tengo dos hijos y vivo en la calle.



"Aquí solo soy un mendigo,
el triste ocupante de una calle rota.

Pero en otros paisajes
soy una secuoya.
Soy un páramo orgulloso,
una montaña con su iceberg de cielo.
Soy un meandro que habla
un sabio caudal sereno.

En otros paisajes no soy lo que veis.

Soy lo que sueño."

"Velero de otros paisajes" de Camino a Gaia




miércoles, 4 de mayo de 2016

Somos lo que comemos IV



Esta imagen se suma a la serie comenzada por ""Somos lo que comemos"  y continuada por "Somos lo que comemos II" y
"Somos lo que comemos III"

En este caso intenta hacer una reflexión sobre el origen, desarrollo, calidad, trazabilidad
y procesado de los alimentos que consumimos, no siempre con unos estándares aceptables y saludables y demasiadas veces más que dudosos.

Espero que no os desagrade demasiado... jaja



martes, 3 de mayo de 2016

Todos me miran raro



Cuando tomo fotografías, especialmente aquellas que no son tan habituales, siento que las personas me observan como preguntándose qué diablos estoy fotografiando, pero bueno, como ya hace más de dos días que suelo captar instantes ya estoy acostumbrado, jaja

O quizá en esta ocasión me miraban extrañados preguntándose por qué estoy echando fotos en vez de estar celebrando mi cumpleaños, ya que tal día como hoy no hace tanto dicen que vi la luz por primera vez, y al parecer no me disgustó del todo, desde entonces no he parado de perseguir la luz... y sus sombras, claro.

Feliz martes )))



sábado, 30 de abril de 2016

La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia.



Carta del Jefe Indio Seattle al Presidente de los Estados Unidos Franklin Pierce en respuesta a la propuesta de compra de los territorios del noroeste del país en 1854 a cambio de crear una reserva para la población indígena. Se cuestiona la autenticidad íntegra del texto ya que a lo largo del tiempo ha sufrido diversas adaptaciones, pero no tengo duda de que en el sustrato es fiel al espíritu que hizo brotar el germen de su discurso:




El Gran Jefe Blanco de Washington ha ordenado hacernos saber que nos quiere comprar las tierras. El Gran Jefe Blanco nos ha enviado también palabras de amistad y de buena voluntad. Mucho apreciamos esta gentileza, porque sabemos que poca falta le hace nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco podrá venir con sus armas de fuego a tomar nuestras tierras. El Gran Jefe Blanco de Washington podrá confiar en la palabra del jefe Seattle con la misma certeza que espera el retorno de las estaciones. Como las estrellas inmutables son mis palabras.

¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Esa es para nosotros una idea extraña.

Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que usted se proponga comprarlos?

Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y vida de mi pueblo. La savia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo la historia del piel roja.

Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra de origen cuando van a caminar entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se olvidan de esta bella tierra, pues ella es la madre del hombre piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre, todos pertenecen a la misma familia.

Por esto, cuando el Gran Jefe Blanco en Washington manda decir que desea comprar nuestra tierra, pide mucho de nosotros. El Gran Jefe Blanco dice que nos reservará un lugar donde podamos vivir satisfechos. Él será nuestro padre y nosotros seremos sus hijos. Por lo tanto, nosotros vamos a considerar su oferta de comprar nuestra tierra. Pero eso no será fácil. Esta tierra es sagrada para nosotros. Esta agua brillante que se escurre por los riachuelos y corre por los ríos no es apenas agua, sino la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos la tierra, ustedes deberán recordar que ella es sagrada, y deberán enseñar a sus niños que ella es sagrada y que cada reflejo sobre las aguas limpias de los lagos hablan de acontecimientos y recuerdos de la vida de mi pueblo. El murmullo de los ríos es la voz de mis antepasados.

Los ríos son nuestros hermanos, sacian nuestra sed. Los ríos cargan nuestras canoas y alimentan a nuestros niños. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñar a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos, y los suyos también. Por lo tanto, ustedes deberán dar a los ríos la bondad que le dedicarían a cualquier hermano.

Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestras costumbres. Para él una porción de tierra tiene el mismo significado que cualquier otra, pues es un forastero que llega en la noche y extrae de la tierra aquello que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando ya la conquistó, prosigue su camino. Deja atrás las tumbas de sus antepasados y no se preocupa. Roba de la tierra aquello que sería de sus hijos y no le importa.

La sepultura de su padre y los derechos de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, a la tierra, a su hermano y al cielo como cosas que puedan ser compradas, saqueadas, vendidas como carneros o adornos coloridos. Su apetito devorará la tierra, dejando atrás solamente un desierto.

Yo no entiendo, nuestras costumbres son diferentes de las suyas. Tal vez sea porque soy un  salvaje y no comprendo.

No hay un lugar quieto en las ciudades del hombre blanco. Ningún lugar donde se pueda oír el florecer de las hojas en la primavera o el batir las alas de un insecto. Mas tal vez sea porque soy un hombre salvaje y no comprendo. El ruido parece solamente insultar los oídos.

¿Qué resta de la vida si un hombre no puede oír el llorar solitario de un ave o el croar nocturno de las ranas alrededor de un lago?. Yo soy un hombre piel roja y no comprendo. El indio prefiere el suave murmullo del viento encrespando la superficie del lago, y el propio viento, limpio por una lluvia diurna o perfumado por los pinos.

El aire es de mucho valor para el hombre piel roja, pues todas las cosas comparten el mismo aire -el animal, el árbol, el hombre- todos comparten el mismo soplo. Parece que el hombre blanco no siente el aire que respira. Como una persona agonizante, es insensible al mal olor. Pero si vendemos nuestra tierra al hombre blanco, él debe recordar que el aire es valioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con la vida que mantiene. El viento que dio a nuestros abuelos su primer respiro, también recibió su último suspiro. Si les vendemos nuestra tierra, ustedes deben mantenerla intacta y sagrada, como un lugar donde hasta el mismo hombre blanco pueda saborear el viento azucarado por las flores de los prados.

Por lo tanto, vamos a meditar sobre la oferta de comprar nuestra tierra. Si decidimos aceptar, impondré una condición: el hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos.

Soy un hombre salvaje y no comprendo ninguna otra forma de actuar. Vi un millar de búfalos pudriéndose en la planicie, abandonados por el hombre blanco que los abatió desde un tren al pasar. Yo soy un hombre salvaje y no comprendo cómo es que el caballo humeante de hierro puede ser más importante que el búfalo, que nosotros sacrificamos solamente para sobrevivir.

¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales se fuesen, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu, pues lo que ocurra con los animales en breve ocurrirá a los hombres. Hay una unión en todo.

Ustedes deben enseñar a sus niños que el suelo bajo sus pies es la ceniza de sus abuelos. Para que respeten la tierra, digan a sus hijos que ella fue enriquecida con las vidas de nuestro pueblo. Enseñen a sus niños lo que enseñamos a los nuestros, que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, están escupiendo en sí mismos.

Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas la cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión en todo.

Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo.

Incluso el hombre blanco, cuyo Dios camina y habla como él, de amigo a amigo, no puede estar exento del destino común. Es posible que seamos hermanos, a pesar de todo. Veremos. De una cosa estamos seguros que el hombre blanco llegará a descubrir algún día: nuestro Dios es el mismo Dios.

Ustedes podrán pensar que lo poseen, como desean poseer nuestra tierra; pero no es posible, Él es el Dios del hombre, y su compasión es igual para el hombre piel roja como para el hombre piel blanca.

La tierra es preciosa, y despreciarla es despreciar a su creador. Los blancos también pasarán; tal vez más rápido que todas las otras tribus. Contaminen sus camas y una noche serán sofocados por sus propios desechos.

Cuando nos despojen de esta tierra, ustedes brillarán intensamente iluminados por la fuerza del Dios que los trajo a estas tierras y por alguna razón especial les dio el dominio sobre la tierra y sobre el hombre piel roja.

Este destino es un misterio para nosotros, pues no comprendemos el que los búfalos sean exterminados, los caballos bravíos sean todos domados, los rincones secretos del bosque denso sean impregnados del olor de muchos hombres y la visión de las montañas obstruida por hilos de hablar.

¿Qué ha sucedido con el bosque espeso? Desapareció.

¿Qué ha sucedido con el águila? Desapareció.

La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia.



FIN



viernes, 29 de abril de 2016

Volver a los lugares donde fuimos felices




Feliz fin de semana y si volvéis, recordad no entristeceros por todo lo perdido en el camino,
alegraros porque ocurrió :))